Interior

Puerto Casado invita al turismo interno con sitios históricos

 

Puerto Casado cuenta con atractivos vestigios históricos refaccionados, como los trenes de la época, un mirador al río, el conocido ex Hotel Casado, la iglesia, el cerro Galván y otros puntos turísticos. A 133 años de la creación de la localidad, el ambiente ribereño de la ciudad muestra un renovado rostro, tras las refacciones de los sitios históricos.

Los viejos trenes –que sirvieron en la época de la explotación del quebracho– lucen nuevas pinturas. Las refacciones fueron hechas por artesanos locales, ex ferrocarrileros. Estas antiguas locomotoras se encuentran en exposición al aire libre en la Costanera y cerca del monumento a los Defensores del Chaco, también están ubicadas hacia el mirador sobre la orilla del río y otro en la entrada a la ciudad.

En la Costanera, al aire libre, se cuenta con sillones para descansar. Además, hay una ciclovía para la práctica de actividades deportivas.

El mirador luce nuevas pinturas. Un viejo guinche, que era de la época de carga y descarga de materia prima para la extinta fábrica de taninos, sirve de atractivo en el muelle donde se puede observar la vista panorámica sobre el río. Además, las letras corpóreas fueron repintadas con diseños que denotan la fauna y la flora chaqueña.

La reciente refacción es de la fachada del ex Hotel Casado, que reluce una nueva figura, ya que se encontraba en estado de deterioro. Es uno de los símbolos que forman parte de un acontecimiento histórico. Los menonitas se hospedaron allí durante la travesía que realizaron hasta llegar al Chaco Central.

La recuperación de los lugares históricos fue iniciativa de la Municipalidad de Puerto Casado. El hermoseamiento fue propicio para atraer a los visitantes por las festividades de la fecha fundacional y los festejos patronales.

TOUR. Además, en este sitio se destacan las ricas historias de la iglesia que posee tres campanas. En estos objetos de bronce están grabados las firmas de los combatientes de la Guerra del Chaco.

Incluso, los santos del retablo del templo son tallados en madera y cada una representa a los miembros de la familia Casado.

El cerro Galván es otro atractivo natural que se puede visitar, que ofrece una vista de la naturaleza que rodea el puerto. El río Paraguay es propicio para un paseo en lancha y la pesca deportiva.

Además, las comunidades indígenas Maskoy poseen hermosas artesanías de karanda’y. También se destaca la artesanía de elaboración de guampas de acero inoxidable que aún sigue vigente. Pero, pese a la oferta turística, se requiere la instalación de hoteles o posadas para satisfacer la demanda en una localidad que apunta al desarrollo.

Dejá tu comentario