Economía

Puente inaugurado requiere también de caminos modernos

El puente entre Minga Guazú y Hernandarias habilitado ayer carece en gran trecho de camino de todo tiempo, costó G. 15.000 millones y fue financiado por el Banco de Desarrollo de América Latina.

El puente que une los distritos de Minga Guazú y Hernandarias fue inaugurado ayer y ayudará a descomprimir el tráfico de vehículos también para Ciudad del Este.

La inversión de G. 15.000 millones tuvo financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). La pasarela denominada Padre Guido Coronel es parte de una estrategia de desarrollo para el Alto Paraná y el país, según autoridades presentes ayer en la inauguración, en la que estuvo también el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

No obstante, en la zona se carece de camino de todo tiempo, debido a que gran parte es de tierra, cuya polvareda dificulta el desplazamiento de vehículos en el sector.

El ministro Arnoldo Wiens anunció en la oportunidad que la pavimentación asfáltica está prevista, pero dentro de un paquete de obras complementarias del segundo puente, para lo cual el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) ya aprobó un préstamo de USD 200 millones, pero aún debe ser estudiado por el Congreso, de cuya aprobación dependerá el llamado a licitación que podría realizarse en los próximos 3 meses.

El puente de 150 metros de longitud con 17,44 metros de ancho, con 4 carriles y capacidad de soportar hasta bitrenes, está ubicado sobre el río Acaray, a unos 6,5 kilómetros de la ruta PY02 desde el lado de Minga Guazú y a 14 kilómetros del casco urbano de Hernandarias. Son 20 kilómetros los que no están pavimentados.

De todas formas, los conductores que necesiten desplazarse hacia el norte del Alto Paraná ahorrarán más de 35 kilómetros a través del nuevo acceso, ubicado a la altura del kilómetro 16 de la ruta PY02 y la Supercarretera de la Itaipú, hacia el casco urbano de Hernandarias.

La construcción estuvo a cargo del consorcio uruguayo Saceem-Grinor, que además está construyendo otros dos puentes en el país, conforme a lo revelado por su representante, Adrián Sclavi. La obra fue terminada 4 meses antes del plazo establecido.

“La única manera de que Paraguay va a cambiar la velocidad de su desarrollo es a través de la conectividad y de producir en el Paraguay a precio competitivo para vender al mundo, no hay otro camino para que Paraguay cambie la velocidad de su desarrollo”, dijo por su parte Abdo Benítez.


La Cifra
15.000 millones de guaraníes costó la obra habilitada ayer con la presencia del jefe de Estado, Mario Abdo Benítez.



Marito celebra que se hagan otros puentes
“No puede ser que en 30 años de democracia no hayamos podido construir un puente en el río Paraná. Anteriormente teníamos un PIB de USD 1.500 millones; hoy tenemos USD 40.000 millones. Anteriormente no teníamos los royalties de Itaipú, hoy tenemos más de USD 400 millones. No teníamos IVA, que es el impuesto que paga cada paraguayo y paraguaya y se pudieron hacer grandes obras como este puente”, dijo Mario Abdo Benítez.
El primer mandatario mencionó también que luego de 43 años se estará construyendo otro puente entre Asunción y el Chaco, así como el puente entre Puerto Murtiño y Carmelo Peralta, que conectará el océano Pacífico con el Atlántico, como parte de una estrategia con visión de desarrollo.

Dejá tu comentario