Política

Presentan proyectos dispares para apartar o no a los vacunados

 

Plantear zonas de vacunados y no vacunados en locales públicos o considerar el hecho como discriminación son ideas que ponen en contraposición a dos sectores en la Cámara de Diputados, que deberá resolver la situación al tratar propuestas concretas sobre el tema.

El diputado colorado independiente Hugo Ramírez presentó un proyecto de ley “que establece zonas de vacunados y no vacunados contra el Covid-19 por separado en pubs, restaurantes, discotecas, bares, casinos, casas de juego, hoteles y similares”.

Explicó que el objetivo es salvaguardar la salud tanto de los vacunados como de los que no aceptan ser inmunizados.

“Nosotros no queremos reducir la posibilidad de esparcimiento o generar un impacto sobre los comercios que recién ahora están volviendo a activar. Por eso lo de zonas de vacunados y no vacunados es la alternativa intermedia que puede resguardar la seguridad de todos”, explicó Ramírez.

El legislador propone instalar un protocolo para habilitar eventos masivos y que con esto sea obligatorio presentar el carné de vacunación.

Ramírez respondió de este modo también al sector antivacuna, insistiendo en que existe mucha desinformación, ignorancia y noticias falsas que hacen que las personas no quieran vacunarse, y esto no tiene por qué afectar a los que sí desean estar inmunizados, por lo que un sector de vacunados sería lo más seguro para el esparcimiento.

En contrapartida, el diputado independiente Jorge Brítez refiere que esto es un acto discriminativo y presentó un proyecto de ley “de protección contra todo tipo de discriminación a las personas vacunadas, con vacunación incompleta y/o no vacunados, contra el virus SARS-COV-2 (Covid-19)”.

Brítez precisó que la propuesta pretende garantizar que las personas que toman la decisión de no vacunarse no sean discriminadas.

“Este confrontamiento puede darse dentro de debates en uso de derechos constitucionales relacionados a la libertad de expresión y difusión de pensamientos, pero jamás esa confrontación puede llegar a extremos que alienten a la lucha entre compatriotas por el simple hecho de pensar diferente”, manifiesta el proyectista en la exposición de motivos.

El proyecto prohíbe las restricciones que afecten derechos fundamentales de las personas y considera discriminativo “a todo trato diferente, perjudicial, excluyente o restrictivo basado en el estado de vacunación (completa, incompleta y/o nula), que tenga por objeto anular o impedir el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas”.

Manifiesta también que un acto de este tipo podrá ser denunciado. “La violación de cualquier derecho o garantía que les ampara será denunciable y/o recurrible ante las autoridades judiciales y administrativas para el reclamo de las responsabilidades civiles, laborales, penales y otras que correspondan, así como el cese del acto discriminatorio”, apunta.


Lo de zonas de vacunados y no vacunados es la alternativa que puede resguardar la seguridad de todos.
Hugo Ramírez,
diputado de la ANR.

Así como exigimos transparencia en la política, también exigimos transparencia en la medicina. Paren de presionar.
Jorge Brítez,
diputado independiente.

Dejá tu comentario