Economía

Preocupa a importadores la traba para ingresar celulares

 

El próximo 21 de setiembre vence el plazo otorgado por el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para la importación de los teléfonos celulares y placas madre que no estén homologados (configurados) para el mercado paraguayo. A través de la resolución 900, de fecha 20 de setiembre de 2018, el MIC prorrogó por segunda vez la entrada en vigencia de esta disposición. La resolución 410, del 10 de abril de 2017, había establecido la homologación al reglamentar el Decreto 6832 que fijó la licencia previa para los importadores de estos equipos.

Tony Santamaría, presidente de la Fedecámaras de Ciudad del Este y de la Cámara de Importadores de Electrónica y Electrodomésticos del Paraguay (CIEEP), manifestó que preocupa sobremanera la llegada del plazo estipulado, sobre todo considerando el momento de menor dinamismo comercial, hecho que terminará impactando en la economía. Señaló que ya se había solicitado al MIC no solo la prórroga, sino que se excluya del proceso de homologación a aquellos teléfonos celulares que se venden a los turistas, puesto que no todos los artefactos importados se terminan comercializando a los consumidores paraguayos.

“Aplicar una norma de homologar los celulares como si fueran equipos terminales para Paraguay no tiene mucho sentido, porque estos celulares en su gran mayoría son vendidos a los turistas de compra. Muchos de esos celulares ya están homologados para Anatel de Brasil. Brasil exige la homologación y muchos de los fabricantes ya envían los celulares con el protocolo de homologación de Anatel” dijo.

CONTROL CRUZADO. Santamaría indicó que no se puede competir contra las operadoras telefónicas que regalan smartphones con planes, ni con las distribuidoras oficiales que los ofrecen a cuotas. Por ende, afirmó que es posible separar los equipos homologados para Paraguay y los no homologados en las importaciones, pero se necesitará el trabajo coordinado con las telefónicas, con la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y con el MIC.

“La solución es que a los celulares que sean para la exportación se les dé un número de serie a Conatel y al MIC para que esos celulares no se vendan localmente. Que el que lo haga tenga una penalización ejemplar. Someternos a homologar con la cantidad de demoras y de celulares que vienen no es conveniente para el importador ni para el Estado paraguayo que cobra impuestos. No tiene sentido que se demore tanto porque no son celulares que se venden al consumidor local”, enfatizó.

GOBIERNO. Víctor Martínez, del Gabinete Técnico de la Conatel, aseveró que la Ley de Telecomunicaciones es clara y establece que para comercializar los equipos de telecomunicaciones en el país tienen que estar homologados para Paraguay. Expresó que cotidianamente se realizan procedimientos de homologación en la entidad reguladora, por propio pedido de las distribuidoras.

Explicó que al no estar homologado un equipo, puede tener fallas, considerando que las bandas de frecuencia entre Paraguay y Brasil son diferentes. Por ende, sería complicado garantizarle al cliente paraguayo un buen funcionamiento, destacó.

Sin embargo, señaló que en el ente regulador estarían abiertos a escuchar el planteamiento de los comerciantes, aunque finalmente la autoridad de aplicación es el MIC. Remarcó que, en Brasil, Anatel hace la misma exigencia de homologación.

En lo que va del 2019, la entrada de celulares aumentó exponencialmente y en estos primeros cuatro meses se importaron equipos por casi USD 400 millones (ver infografía).

Dejá tu comentario