05 mar. 2024

Postulantes a fiscal general indican que la sociedad reclama cambios

Siguen las audiencias públicas a los candidatos a titular del Ministerio Público, quienes ayer coincidieron en la poca credibilidad institucional y la necesidad de escuchar lo que la gente pide.

Ayer prosiguieron las audiencias públicas a los candidatos a fiscal general del Estado, con la presentación del agente fiscal Rodrigo Estigarribia, quien refirió que se requiere una depuración respecto a funcionarios corruptos en el Ministerio Público.

Afirmó que falta voluntad actualmente en la ejecución de soluciones que la sociedad reclama a la Fiscalía, y refirió sobre la utilización de la tecnología y la necesidad de su implementación, así como la necesidad del equipamiento y fomento del uso del laboratorio forense.

En segundo turno, expuso el ministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero y Bienes (Seprelad) y ex fiscal René Fernández, quien habló del rol del Ministerio Público y las condiciones para cumplir las expectativas ciudadanas.

Consideró que la raíz del problema es la falta de liderazgo institucional que se transmite y se plasma posteriormente en evidencias como la percepción generalizada de la corrupción o impunidad, así como la ineficiencia a la hora de la persecución penal.

Seguidamente, le tocó el turno al fiscal adjunto César González, quien habló de su experiencia en el Ministerio Público, donde actualmente está en Concepción y Amambay, zonas consideradas rojas por el narcotráfico.

Indicó que la percepción de la ciudadanía actualmente es que el Ministerio Público no está cumpliendo a cabalidad con su rol constitucional, y que exige calidad y excelencia. Recordó al fiscal Marcelo Pecci, señalando que debía estar en el concurso si no hubiese sido asesinado.

Por último, habló el fiscal adjunto Édgar Moreno, quien subrayó que el Ministerio Público está obligado a escuchar los reclamos de la sociedad, y a partir de las respuestas que dé, va a generar mayor credibilidad a la institución.

Manifestó la necesidad de transparencia en el trabajo de los fiscales para que no hayan dudas sobre los procedimientos que se realizan, ni se piense que está inclinada hacia un sector determinado.

Postulantes. Quedó en un total de 33 aspirantes la lista de candidatos a ocupar el cargo de fiscal general del Estado en reemplazo de Sandra Quiñónez, cuyo mandato vence en marzo del año próximo. De los 36 candidatos que estaban en carrera, tres presentaron renuncia esta semana.

El primero fue el abogado Julio Godoy, quien ya no podía obtener el puntaje mínimo para ser considerado para el tratamiento de la elaboración de la terna.

La segunda fue la ministra de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico), Teresa Rojas de Jara, quien argumentó motivos particulares, aunque tampoco tuvo buena puntuación en la etapa de idoneidad, donde se evaluaron méritos y se tomó un examen de conocimientos generales.

Ayer presentó renuncia la magistrada Dina Marchuk Santacruz, jueza Penal de Sentencia Especializado en Crimen Organizado de la Capital, quien debía exponer en audiencia pública, pero tras su baja puntuación de la primera etapa, también abandonó la carrera.

Las audiencias públicas con los candidatos a FGE continúan hasta este viernes.

Esto no tiene que ser una cuestión personal, tiene que ser institucional, para que haya transparencia. Rodrigo Estigarribia, agente fiscal 18,37 Pts.

Considero que la raíz del problema es la falta de liderazgo institucional que se transmite y se plasma. René Fernández, ministro Seprelad 18,62 Pts.

La sociedad siente que la Fiscalía no está cumpliendo a cabalidad con su rol constitucional; exige calidad y excelencia. César González, fiscal adjunto 17,87 Pts.

En la medida que el Ministerio Público dé respuestas a la sociedad, va a sentir mayor respaldo. Édgar Moreno, fiscal adjunto 18,12 P ts.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.