Política

Plantean medidas por crisis económica de salud y educación

 

Como una exigencia ante la necesidad de tomar medidas tras 55 días de cuarentena, la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN), Kattya González, presentó una nota al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y los ministros de Salud, Julio Mazzoleni; Educación, Eduardo Petta y Hacienda, Benigno López, referente a un plan para enfrentar la crisis.

Educación. La legisladora manifestó que la decisión de suspender las clases por este año es “equivocada, nefasta y lamentable”. Su propuesta es establecer dos meses de vacaciones para los estudiantes de la media y la universidad y tres meses para los de primaria. En ese tiempo, hacer todos los ajustes para una educación virtual, capacitar a los docentes, mejorar la conectividad y ampliar la conexión internet.

González indicó que también debe discutirse cómo realizar la reforma educativa en estos tres meses. En tanto, señaló que la vuelta a clases presenciales debe darse en setiembre. Entonces es cuando debe evaluarse la preparación de los alumnos y de acuerdo con eso fijar los objetivos para este año. “En Finlandia ya no se dan exámenes, se evalúa la capacidad de aprendizaje del niño”, expresó.

Añadió que para eso se debe capacitar a los docentes y convocar a sicopedagogos, matemáticos, cientistas, filósofos y educadores.

SALUD. El plan apunta a los principios de acceso universal, donde toda la población tiene que estar protegida en la evolución de su enfermedad; de calidad, con equidad, con libre elección de profesionales u hospitales; financiación única, por cotización y/o impuestos, como un ente autárquico independiente del Ministerio de Salud y de la Previsional, con un fondo especial para enfermedades de alta complejidad; y que la función del Ministerio de Salud sea establecer normas de funcionamiento, protocolos de conducta médica, fiscalización, control y prevención de la salud, con un departamento de economía de la salud.

ECONOMÍA. La diputada menciona que es urgente la aplicación de flexibilización para grupos que pueden salir a trabajar. “Abrir y cerrar la canilla porque o sino corremos el riesgo de estar saludablemente muertos”, resaltó.

Pidió proteger la producción, empresas y trabajadores, mediante préstamos internacionales; cubrir con las reservas las garantías para que bancos de plaza puedan dar créditos blandos, y recurrir a formas para que la gente pueda trabajar.

Embed

Dejá tu comentario