Interior

Pilarenses dicen que nunca vieron tanta agua en la zona

 

Los habitantes de la compañía Medina de Pilar, a 35 km de la capital departamental, ven pasar los días entre nervios y desesperanzas. Afirman que nunca vieron tanta agua.

El arroyo Ñeembucú aumentó considerablemente su nivel inundando toda la zona. A 15 km de Pilar el primer escollo es el puente Paso Alambre, que está prácticamente flotando. 500 metros en cabecera oeste y tres km al este es agua, solo se accede con tractor, canoas o a caballo.

Los sufridos habitantes del lugar refieren que nunca vieron tanta agua, “es una calamidad, todo lo cultivado se perdió, el objetivo es salvar los pocos animales que disponemos”, señalan.

El río continúa creciendo, ayer llegó a los 8,45 metros.

El uso de la canoa es fundamental para que los pobladores puedan llegar a destino, así como el tractor. De hecho, la Municipalidad de Pilar dispuso un tractor con acoplado para que las familias puedan llegar a la ciudad.

Las constantes lluvias también afectan a los productores hortícolas, que sufrieron pérdidas importantes. La inestabilidad climática no favorece al rubro y los cultivos, pues las huertas están con mucha agua y los cultivos quedan expuestos al ataque de plagas.

Ramón Velazco, de la compañía Camba Cuá, indicó que el clima les jugó una mala pasada, “todo nuestro esfuerzo se perderá inexorablemente, nada se puede hacer, el suelo está saturado de agua y las plantas no resisten la excesiva humedad”, lamentó.

Esperan que las condiciones del clima mejoren para encarar una resiembra.

Productores de las compañías, Yataity, Camba Cuá y Medina tienen a la horticultura como un buen ingreso para el bienestar de sus familias. Todos señalan que nunca vieron llover tanto, los daños están a la vista y nada se puede hacer indicaron.

Cristino Torres, de Camba Cuá, dijo que su huerta ya está en el agua, “y ahora el Ñeembucú amenaza mi casa y debemos buscar otro lugar”. JJB

Dejá tu comentario