Política

Piden voto de censura y la remoción de Eduardo Petta

 

Apenas terminó el miércoles la interpelación al ministro de Educación, Eduardo Petta, un grupo de senadores ya presentó al titular del Congreso Nacional, Blas Llano, el proyecto para el voto de censura.

Solicitan una sesión extraordinaria para el próximo miércoles, a las 9:00, y que en ella se trate la resolución en la que se sugiere a Mario Abdo la remoción de Petta.

La propuesta tiene el acompañamiento del Frente Guasu, de Partido Patria Querida, así como de cartistas y liberales.

Fueron los luguistas los que anunciaron que dieron entrada, junto con otros colegas, al proyecto de voto de censura al ministro de Educación y Ciencias.

“Como bancada del Frente Guasu, en conjunto con otros senadores, hemos dado ya entrada a un proyecto de voto de censura al ministro de Educación, Eduardo Petta. El sistema de educación en nuestro país claramente se encuentra en terapia intensiva y este ministro no ha ofrecido respuestas satisfactorias para generar un cambio y seguir adelante. ¡La educación de nuestro país necesita un cambio ya!”, señala un pronunciamiento de la nucleación política.

“Quedó en evidencia su falta de voluntad y de capacidad para llevar adelante el gran desafío que pide nuestro país en materia de educación”, alegaron desde el Frente Guasu.

En la nota presentada a Blas Llano, califican de insatisfactorias las respuestas de Petta, el miércoles pasado. Su interpelación duró casi 12 horas.

El ministro de Educación no retrocedió en su idea de condicionar el kit alimentario con las tareas escolares, alegando cuestiones legales.

Petta ratificó que tampoco habrá una mesa nacional de diálogo tal como solicitan los sectores interesados en la situación educativa. Aseguró que la plataforma virtual llega al 61,2% de la población de alumnos matriculados.

PREOCUPACIÓN. Lo que más le cuestionaron los senadores fue la falta de capacitación, infraestructura sobre todo para las clases virtuales, así como su resistencia a debatir con los gremios tanto de estudiantes como de los profesores.

Las respuestas del ministro eran extensas y, en algunos casos, se desviaban de los temas abordados, lo que molestó a los parlamentarios.

“Salimos más preocupados. Esperábamos mínimamente una actitud de autocrítica y de apertura. Particularmente creo que esta área será el mayor fracaso del Gobierno. Si no cambiamos, seguiremos retrocediendo en educación, sin capacidad mínima de diálogo. Perderemos cinco años afectando a millones de chicos y jóvenes, una pena”, indicó Stephan Rasmussen, senador del Partido Patria Querida.

Dejá tu comentario