País

Petta y UE “solucionan” problemas por errores en los libros

ENCUENTRO. El embajador europeo en el país, Paolo Berizzi, lideró ayer una reunión con Petta. EN REDES. Funcionarios del MEC denuncian que son obligados a tuitear a favor del ministro. RECHAZO. Docentes, directores y estudiantes no quieren materiales escolares con horrores ortográficos que imprimió la cartera estatal.

“Hemos solucionado todos los problemas”, declaró ayer de manera hermética y sin extenderse el embajador de la Unión Europea (UE), Paolo Berizzi, tras su reunión con el ministro de Educación, Eduardo Petta y los viceministros del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), luego del exabrupto del titular de la cartera educativa en el Twitter.

Petta responsabilizó a la entidad internacional por los errores de los libros de texto para un programa de Matemática.

“Qué pasaría si la propia Unión Europea contrató a una funcionaria de nombre Noemi de Cárter (boliviana), la misma participó de las correcciones al material de Matemática. Para cuya impresión financió UE…? Sin embargo tienen errores”, escribió el ex titular de la Policía Caminera en la red social mencionada.

Al igual que los libros de texto, su tuit tuvo errores en signos de puntuación, de interrogación y tiempos verbales.

La reunión entre Berizzi, otros representantes de la UE y los del MEC tuvo lugar a pedido de Petta, según comentaron. Horas antes, el ministro borró el tuit, duramente criticado por la ciudadanía en la red social.

El embajador Berizzi aseguró igualmente que nunca estuvo en duda la continuidad de la cooperación de la UE al país, donde ya invirtieron 47 millones de euros en educación.

Está en planes que la inversión total de parte del organismo para el sector educativo alcance 85 millones de euros en los próximos meses.

Una vez que las donaciones de la UE se desembolsan, pasan a formar parte del Presupuesto General de la Nación, por lo que son recursos de todos los habitantes de la República.

No obstante, en el comunicado que publicaron el pasado lunes lanzaron una advertencia al respecto.

“Instamos a las autoridades competentes a reforzar los controles de calidad en los materiales educativos para lograr los indicadores esperados. Sin lograr resultados, la Unión Europea no podrá realizar desembolsos en programas futuros”, apuntaron en una gacetilla oficial.

Precisamente el modus operandi de Petta cuando se siente incomodado es lanzar tuits en su cuenta personal.

Las informaciones que tienen que ver con la cartera estatal también son brindadas a través de su cuenta. Se utiliza esta vía incluso antes que las institucionales.

Cabe recordar que en un primer momento, las autoridades de Educación responsabilizaron al ex ministro Víctor Ríos y al ex presidente Fernando Lugo de los errores de los libros impresos en la actual gestión. Acto seguido, desvincularon a dos directores generales por la metida de pata. A Guido Barrios, quien era director general de Escolar Básica y a Teresa Oviedo, quien se desempeñaba como directora general de Desarrollo Educativo.

Barrios es un funcionario de carrera en la entidad, mientras que Oviedo trabajó años atrás en la organización Juntos por la Educación. Llegó al MEC de la mano del actual viceministro de Educación Básica, Robert Cano, con quien trabajó de cerca en el sector privado.

DEFENSA

El ministro de Educación, Eduardo Petta disparó contra la Unión Europea ayer en contacto con radio Monumental 1080 AM. “¿Por qué hacen un comunicado sin preguntar qué fue lo que pasó? Hay que ser honestos, en ese control también participó una persona pagada por la Unión Europea”, declaró. Ofuscado, también disparó contra quienes lo critican.

“Me quieren tratar de inepto, siendo que durante años nadie cambió el sistema. Yo hablo todo el tiempo con Mario Abdo sobre los trabajos que venimos haciendo. El presidente de la República me motiva a resistir”, remarcó el secretario de Estado.

Quien se abstuvo de declarar fue la consultora inculpada por Petta, Noemí de Carter. “No voy a hablar”, aseguró en contacto con nuestro diario que buscó su versión.

La propuesta inicial del MEC para corregir estos horrores ortográficos, donde se leen palabras como “clace”, “los bolsas” o “intensión”, es que los docentes verifiquen los materiales antes de que lleguen a los niños.

Esto se realizará mediante la reimpresión de las páginas que van destinadas a docentes o estudiantes y donde se observan todas las falencias ortográficas.

Al menos hasta el cierre de esta edición, Petta no volvió a utilizar las redes sociales para responsabilizar a ningún otro sector sobre los horrores.


47 millones de euros recibió Paraguay de la UE para educación. Camionetas y libros son algunas inversiones.

533.000 niños del primero al sexto grado recibirán este 2020 los libros con horrores ortográficos del MEC.

Dejá tu comentario