Interior

Pese a cuestionamientos, aprueban rendición de cuentas en Pdte. Franco

Hubo duro cruce entre ediles colorados y liberales. Los primeros denuncian que la Comuna arrastra déficit de G. 11.000 millones. El intendente asegura que los números están bien.

En medio de una serie de cuestionamientos de los concejales que conforman la bancada colorada, fue aprobada la ejecución presupuestaria del ejercicio fiscal del año 2021, correspondiente en parte al actual intendente, el ingeniero Roque Godoy, y la intendenta Julia Ferreira, ambos del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). Hubo una acalorada discusión entre ediles colorados y liberales, por el cierre de debate, lo que evitó que los primeros expongan sus cuestionamientos.

Votaron por la aprobación los liberales Roberto Brizuela, Lucio Vera, Luis Fernando Vargas, Amelio Garcete, Semión Duarte y Jorge Fernández, al que se suma el voto de la colorada Blanca Acuña. Votaron en contra los colorados Hugo Mendoza, Mauricio Torres, Luis Gallardo y Joel Torres. Estuvo ausente el colorado Miguel González. La sesión del Legislativo para tratar el tema se realizó el pasado miércoles.

“Es lo que sucede cuando se bicicletean ejercicios fiscales. Los ingresos del ejercicio 2022 están comprometidos en el ejercicio 2021, consecuencia de una gestión cuyo resultado arrojó gran déficit. A algunos no les gusta el término quiebra técnica, por lo tanto voy a usar el término default. Se entiende como default económico el cese de pagos, porque un país, en este caso una municipalidad, no tiene suficiente dinero líquido para hacer frente a su deuda y esta situación lleva a una suspensión temporal de pagos”, refirió Mendoza.

Explicó que si se depura el activo del Municipio y se actualizan los valores, la Comuna se encuentra en quiebra técnica. “Duele decirlo, pero es nuestra situación actual”, refirió. Expuso que el activo actual es de G. 22.746.700.819, en tanto el pasivo asciende a G. 10.759.272.857 y el patrimonio neto llega a G. 11.987.427.962.

Dijo que en el caso de los activos, muchos son irreales, e incluso en algunos casos inexistentes, y se refirió en concreto al parque automotor, señalando que muchos ya son chatarra, pero igual “consumen” combustible, aseguró. Indicó que si no fuera por la transferencia de Fonacide y royalties el Municipio no tendría condiciones de hacer ni “200 metros de empedrado” con recursos propios.

ESTÁ BIEN. El intendente Roque Godoy salió al paso de los cuestionamientos de los concejales colorados. Negó que la institución esté en quiebra. “Lo que se busca instalar es que se blanqueó la ejecución presupuestaria, que supuestamente hay muchas irregularidades y de ninguna manera. Fue aprobada porque realmente porque estaba bien la rendición”.

Aseguró que fue aprobado por concejales que hicieron su trabajo y que se tomaron el trabajo de verificar obra por obra, según la planilla y la ejecución presupuestaria. Todos los cuestionamientos se respondieron. “Hicieron su trabajo y la ejecución estaba bien respaldada. Tuvieron 35 días para hacer su trabajo. Hubo concejales que trabajaron y lastimosamente están también los que no lo hicieron y se dedicaron a decir disparatadas por redes sociales”.

Negó que la Municipalidad está con déficit y que calificó el dicho del concejal Mendoza de “burrada”. Explicó que contablemente lo que una municipalidad busca es el “equilibrio” entre ingreso y egreso. “Vi que hablaba de un déficit de más de G. 11 mil millones y no es cierto. La diferencia es de alrededor de G. 300 millones y que es normal dentro de una administración, teniendo en cuenta que cuesta mucho predecir cuánto va a ser el ingreso real durante el año. Entonces lo que buscamos es más o menos encontrar el equilibrio. No se de dónde él quita esa idea, no es cierto”.

Dejá tu comentario