Economía

Persisten pedidos de aumentos para el PGN 2020

 

Estamos muy expectantes y preocupados por el PGN 2020. Tenemos noticias de que todos los días hay pedidos por agregados o extensiones que suman cientos de millones de dólares. Llama la atención, y es casi risible, que luego de una reunión de tres poderes del Estado paraguayo, y del supuesto compromiso de no vulnerar la Ley de Responsabilidad Fiscal, entidades o entes del Estado acudan directamente al Congreso para «pelear» por sus pedidos presupuestarios. El Presupuesto General de Gasto debe contener y reflejar claramente la intención de los administradores del Estado en honrar el gasto público y convertirlo en contraprestaciones de servicios públicos de calidad (salud, educación, seguridad, infraestructura, justicia, etc.), que es lo que la ciudadanía necesita y exige. Además, la calidad y la eficiencia del gasto público, más la rendición de cuentas en tiempo y en forma, es la mejor y sencilla manera de medir la calidad de gestión del Gobierno de turno. También de una vez, se debe identificar a los funcionarios públicos que están haciendo bien y responsablemente su trabajo, y además de reconocerlos y usarlos como ejemplos, deben ser los que realmente perciban mejores salarios por la efectividad de sus servicios al público. El PGN debe ser consecuente con los ingresos fiscales del Estado; cada guaraní ingresado debe ser celosamente cuidado y utilizado de la mejor manera posible, y los bonos/préstamos que se utilizan tambien.

El PGN es el mejor mapa cuantitativo/cualitativo que se puede tener para ver si gastaremos bien y comprobar que se cumplió lo previsto y no se entró en malgasto o en un déficit fiscal innecesario y perjudicial. Claramente, debe existir decisión política e intención del Estado para que el PGN sea la herramienta de planificación económica/financiera que garantice el desempeño y estabilidad del Estado.

Dejá tu comentario