Economía

Pérdida de G. 3.000 millones causa contrabando de pollo

 

Unos tres mil millones de guaraníes por semana es la pérdida aproximada que genera a los productores avícolas el contrabando de pollo. Claman más acción para ponerle freno.

La industria avícola nacional está atravesando una situación complicada de, al meno, un treinta por ciento de pérdidas, debido al ingreso ilegal de pollo, especialmente, de origen argentino.

En conversación con ÚH, hoy Blanca Ceuppens, presidenta de Granja Avícola La Blanca, manifestó que el sector está mal y muy afectado por el contrabando, al que se suma también el encarecimiento de la materia prima. “Estamos mal, pero parece que a nadie le importa”, lamentó en alusión a la falta de mayor efectividad de las autoridades responsables de combatir el contrabando.

Dijo que el consumo nacional de carne de aves es más o menos de 25 kilos percápita anual y la Asociación de Avicultores estima que está ingresando ilegalmente un treinta por ciento, con lo cual “tenemos una pérdida de tres mil millones de guaraníes semanales”.

Explicó que el problema es que la producción de pollo y huevos en la Argentina está subsidiada con el maíz y la soja, hecho que les hace muy competitivos. “Están haciendo esto para reemplazar la carne vacuna por pollo. Esto ya empezó hace seis meses”, refirió.

Comentó que el ingreso masivo de pollo del vecino país empezó hace aproximadamente tres meses. “Y ahora nos preocupa más porque se viene la apertura de frontera. Cerrada se produce el ingreso ilegal masivo y obligó a disminuir más del treinta por ciento de la producción nacional”, fustigó.

Sostuvo que es muy grande el volumen de contrabando y que ingresa por Nanawa, Puerto Elsa, Pilar, Encarnación y hasta por Ciudad del Este.

AVASALLADOS. Ceuppens lamentó que este año “no vamos a crecer porque estamos avasallados por productos ilegales, pese a que insistimos en que son las autoridades las que deben accionar para proteger a la industria que paga impuestos y genera empleos”.

Apuntó que ellos no están en contra de los paseros que se dedican a pasar los productos, pero entienden que el Gobierno también debe proteger al los paraguayos que producen y dan empleos formales.

Asimismo, la empresaria del rubro avícola aclaró que no le están pidiendo subsidio ni beneficio alguno al Gobierno, sino que combata la ilegalidad para poder competir en igualdad con cualquier otro producto de cualquier país. “Nosotros tenemos como prioridad que el Paraguay siga pudiendo autosustentarse en alimentos y no depender de productos ilegales que hasta son un riesgo para la salud”, sentenció.

Dejá tu comentario