Deportes

Pelusso: “No quiero ser el más rico del cementerio”

 

Hay hechos decisivos que, valga la redundancia, obligan a tomar decisiones. Cuando en julio de 2018 falleció de un derrame cerebral Líber Vespa, ex seleccionado argentino en la Copa América Paraguay 1999 y hasta entonces ayudante de campo en el Deportivo Cali, Gerardo Pelusso supo que ese hecho era uno de esos decisivos. Por eso, entre otras cosas, poco después resolvió que se tomaría un año sabático, pero lo más probable era que no volviera a dirigir.

Luego de 36 años a un costado del campo de juego, con su particular manera de vivir y entender el fútbol, el técnico uruguayo anunció el martes pasado el fin de su carrera al frente de planteles profesionales. “En realidad, cuando me volví de Catar ya estaba decidido a dejar de dirigir, pero el presidente de Deportivo Cali vino a Montevideo a reunirse conmigo y me convenció”, le dijo a Ovación Deportes de Uruguay, el martes pasado.

Ayer, en conversación con FALG por la 1080 AM, quien ahora se dedicará a la docencia desde Montevideo resumió su paso por los banquillos del fútbol paraguayo. “Mi experiencia en Paraguay fue fantástica”, aseguró.

Dicha experiencia incluye, por un lado, su llegada en 2011 al barrio Mariscal López de Asunción, en un Olimpia ansioso de reverdecimiento y con una sequía de 11 años sin títulos. Eran tiempos de Marcelo Recanate. “Él confió en nosotros, nos llevó a Olimpia. Tuve una relación excelente con Marcelo. Quería sacar a Olimpia campeón, quería ganar un campeonato y lo logró. Nery (Pumpido) fue el que armó ese plantel y nosotros con ese mismo plantel pudimos coronarnos. Yo agradecido con Marcelo”, reconoció.

El fracaso de la Selección. De Olimpia fue a la Selección Paraguaya, en el inicio de un complejo periodo de transición que todavía sigue. Sucesor de Francisco Arce en las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, Pelusso debutó al frente de la Albirroja el 7 de setiembre de 2012, el día del estreno y gol de Jonathan Fabbro y de la derrota 3-1 contra Argentina en Córdoba, la primera en campo argentino, por Eliminatorias, en 39 años. No fue un buen augurio. Se fue luego de diez partidos, con más pena que experiencia fantástica.

“El fútbol me dio mucho. Con lo que tengo me alcanza para vivir. Además, yo voy a vivir una sola vida, no siete, y para lo que voy a vivir me alcanza y para los que me rodean, también. No quiero ser el más rico del cementerio”, justificó el entrenador uruguayo.

Dejá tu comentario