19 may. 2024

Pastor buscado por lavado operaba servicentro con emblema Petropar

La estación de servicios figura a nombre de El Porvenir SA, empresa del clan Insfrán para el lavado de activos provenientes del narcotráfico. El surtidor fue allanado en marzo pasado.

En el kilómetro 40 de la ruta PY03 Gral. Elizardo Aquino, en la ciudad de Emboscada, se encuentra el servicentro del presunto narcopastor José Alberto Insfrán Galeano, quien abandonó a su rebaño y se dio a la fuga al iniciarse la operación antidroga A Ultranza PY.

La gasolinera, que ya operaba con el emblema Petropar, fue adquirida poco tiempo atrás por la empresa El Porvenir SA, del clan Insfrán.

Este clan, según los investigadores, es liderado por Miguel Insfrán, alias Tío Rico, hermano del pastor, también requerido por la Justicia.

De acuerdo con un Estudio de Impacto Ambiental Preliminar que la firma El Porvenir SA presentó en el 2021 al Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), proyectaba ampliar la construcción en el lugar con la instalación de un lavadero. Resalta en el documento la fuerte inversión de USD 225.000 que realizó la empresa.

El pasado 7 de marzo, una comitiva fiscal y de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) allanó este servicentro en el marco de la operación A Ultranza PY. Unos días después, en prosecución de la operación antidroga, se incautó en Juan de Mena un camión de gran porte, tipo cisterna, con el logo de la petrolera estatal, propiedad del clan Insfrán.

También integra el clan Yolanda Ignacia Insfrán Galeano. Según las investigaciones, junto con su hermano, el pastor prófugo, conformaron un bloque dedicado al blanqueo de capitales. Ambos cumplían roles en carácter de administradores y testaferros de empresas que funcionaban como fachadas para ingresar activos ilícitos al sistema financiero.

Un informe filtrado de la Unidad de Investigación Sensitiva (SIU) de la Senad, con fecha 21 de febrero de 2022, dirigido al fiscal Deny Yoon Pak de la Unidad Penal N° 7 Especializada en la Lucha Contra el Narcotráfico, detalla que la firma El Porvenir SA –operador de Petropar– disponía de equipamientos como para modificar fácilmente estructuras de vehículos y acondicionarlos con sistemas de doble fondo.

José Insfrán, propietario de El Porvenir SA, es además el fundador y pastor de la Iglesia Centro de Convenciones de Avivamiento (CCA) con sede en Curuguaty, Canindeyú, también allanada en el marco de la operación A Ultranza PY. “Las costosas construcciones y grandes eventos de índole religioso servían para inyectar dinero mal habido en el circuito financiero local”, habían detallado los investigadores.

El ex diputado Juan Carlos Ozorio participaba de los cultos en la iglesia del pastor Insfrán. Era habitué del lugar y conocía muy bien al hoy buscado por la Justicia.

Ozorio renunció a su banca en la Cámara Baja y fue llevado a prisión, tras la filtración de audios suyos que develaron sus vínculos con el narcotráfico.

Los Insfrán tienen orden de captura nacional e internacional. Hasta ahora son 12 los involucrados en el esquema delictivo que pudieron ser capturados.

Durante los procedimientos se incautaron bienes por valor de más de USD 100 millones. Más de 60 inmuebles entre casas y estancias, 200 vehículos, embarcaciones, aviones y más de 5.000 cabezas de ganado vacuno fueron entregados para su administración a la Senabico.

La investigación asoció a Miguel Tío Rico Insfrán con Sebastián Enrique Marset Cabrera. Juntos, de acuerdo con el informe de inteligencia filtrado, conformaron toda una ingeniería de tráfico internacional, que permitía el tránsito de grandes cantidades de droga.

Ambos son considerados en la investigación cabecillas de la organización que introducía cocaína desde Bolivia a nuestro país, donde se acopiaba para su posterior envío a Europa o África. Tanto Insfrán como Marset poseen orden de captura internacional, con notificación roja de Interpol.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.