Economía

Paraguay propone trato especial para acuerdo automotriz

 

La aplicación del trato especial y diferenciado como país sin litoral marítimo y de menor desarrollo económico relativo, reglas de origen preferencial, exclusión de requisitos de desempeño y ejercicio del derecho a regular y que se tome en cuenta la alta sensibilidad económica, política y social del régimen de importación de vehículos usados, son algunos de los puntos que forman parte de la base de negociación que el Gobierno está defendiendo para el acuerdo bilateral con Brasil y la Argentina.

Es lo que precisó ayer la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, luego de recibir a representantes de los gremios de la maquila Cemap, Cipama y de empresarios autopartistas. Apuntó que luego convocarán a representantes de importadores de vehículos nuevos y usados.

Dijo que esta fue una reunión con todas las partes involucradas en el acuerdo automotríz pendiente. Apuntó que transmitieron, en primer lugar, que “el Mercosur como bloque y con miras al acuerdo llegado con la Unión Europea y las negociaciones en curso con otros bloques y países. Pretende introducir el tema automotriz al acuerdo Mercosur mismo, y por tanto actualizar los acuerdos bilaterales existentes y regularizar los pendientes”.

La titular del MIC refirió que, en este contexto, se convocó a reactivar el comité automotriz a una primera ronda Mercosur. “En la misma se abordaron los principales ejes que también estén contenidos en las bilaterales y que en nuestro caso estamos en negociación bilateral con Argentina y con Brasil ya con la mirada en lo que podría ser un acuerdo en bloque”, recalcó.

SATIsfECHOS. Por otra parte, los representantes de los gremios manifestaron que estaban satisfechos con lo explicado por el MIC en cuanto a como está encarando la negociación del acuerdo automotriz.

Carina Daher, titular de Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay (Cemap), refirió que la explicación recibida en esta reunión fue genérica, “pero como gremio salimos muy contentos y satisfechos con relación a la postura que se va a tomar para proteger el régimen de maquila, en el sentido de que no va a ser negociable por toda la cantidad de beneficios que trae al país”. Jorge Samaniego, presidente de la Cámara Paraguaya de Industrias de Motocicletas y Automotores (Cipama), expresó que salió muy conforme al ver que todo lo que pidieron está incluido en la base de negociaciones del acuerdo automotor, que son cuestiones muy técnicas. Dijo que lo fundamental es que se permita que los autos fabricados en Paraguay puedan ser exportados al Brasil y Argentina. “Estamos conformes con la forma en que el Gobierno está llevando la negociación”, subrayó.

Dejá tu comentario