País

Pandemia acentúa vulnerabilidad de pueblos indígenas

 

Estudios realizados por organizaciones indígenas, financiados por el Banco Mundial, revelan que los pueblos indígenas perciben que no tienen garantizadas las condiciones mínimas de testeo, tratamiento y rehabilitación; que los costos asociados a la atención por coronavirus -usualmente en centros urbanos alejados- están fuera de su alcance, y que problemas crónicos como malnutrición, enfermedades respiratorias y diabetes agravan el cuadro sanitario.

Las comunidades han visto sus ingresos menguados por la menor actividad y sufren el cierre de mercados locales. Algunos alimentos e insumos básicos para la higiene, como jabón y cloro, no se consiguen en sus comunidades o se encarecieron mucho. Y las ayudas estatales no siempre llegan o requieren de los trámites electrónicos, cuentas de banco o facturas de servicios, exigencias que no contemplan la realidad de las comunidades.

Los pueblos indígenas representan el 8% de la población de la región. Forman parte del 14% de la población en situación de pobreza y el 17% de pobreza extrema.

“Es decir, en forma desproporcionada integran las filas de los más vulnerables. Esto se traduce en menos acceso a servicios de salud, menos recursos para comprar insumos básicos y más exposición al contagio”, detalló Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Dejá tu comentario