Mundo

Pacientes con ómicron en Sudáfrica solo presentan “síntomas leves”

Mientras tanto la nueva variante del coronavirus sigue extendiéndose por el mundo, tras varios casos detectados, y ya llevó a Israel a cerrar sus fronteras a los ciudadanos extranjeros.

Una médica sudafricana, que trató a una treintena de pacientes con Covid-19 infectados por la nueva variante ómicron, afirma que solamente presentan “síntomas leves” y que por ahora están pasando su convalecencia sin necesidad de hospitalización.

Durante los últimos 10 días, Angelique Coetzee, quien además es la presidenta de la Asociación médica sudafricana, ha recibido a pacientes con pruebas por Covid positivas pero con síntomas poco habituales. “Lo que los llevó a consultarme en Pretoria, fue (sobre todo) por una gran fatiga”, señaló. En su mayoría se trataba de hombres menores de 40 años. Poco menos de la mitad estaban vacunados.

Además de la enorme fatiga, sufrían dolores musculares, una tos seca o picazón en la garganta, añadió. Solo unos pocos padecían además una fiebre baja. El 18 de noviembre, Coetzee alertó a las autoridades sanitarias respecto a este cuadro clínico que no coincide con el de delta, hasta ahora la variante predominante en Sudáfrica. La doctora no fue tomada por sorpresa puesto que este cuadro ya estaba siendo estudiado.

se expande. La nueva variante del coronavirus, ómicron, sigue extendiéndose por el mundo tras 13 casos detectados en Países Bajos, y llevó a Israel a cerrar sus fronteras a los ciudadanos extranjeros. Con más de 5 millones de fallecidos en todo el mundo desde que se declaró la pandemia en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró la nueva variante ómicron, detectada esta semana, como preocupante.

Según primera imagen de la nueva cepa, realizada y publicada por el hospital Bambinio Gesù de Roma, ómicron presenta muchas más mutaciones que la variante delta, aunque eso no quiere decir automáticamente que esas variaciones sean más peligrosas, precisaron los investigadores. La nueva variante provocó inquietud en cuanto a la recuperación económica mundial.


Una carrera contra el reloj para frenarlo
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mencionó ayer una carrera contra el reloj para atajar la nueva variante del Covid-19, y pidió prudencia en tanto los científicos analizan esa cepa, llamada ómicron. “Sabemos que ahora estamos en una carrera contra el reloj”, declaró Von der Leyen durante una visita a Letonia, y añadió que los fabricantes de vacunas necesitarán entre 2 y 3 semanas para obtener una idea general de la calidad de las mutaciones.
Por otro lado, son casos de predisposición genética, raros, pero que los expertos están estudiando intensamente. “Como con toda otra enfermedad genética, no todo el mundo es igual ante el Covid”, explica el inmunólogo francés Seiamak Bahram.

Dejá tu comentario