País

Opiniones divididas entre rectores ante idea de recomponer el Cones

 

La discusión está echada: Existe un anteproyecto de ley que plantea excluir a los rectores del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones).

Mientras los referentes del sector privado evitaron opinar sobre el tema, desde la Asociación de Universidad Públicas del Paraguay (AUPP) surgen posturas dispares ante esa iniciativa en el Congreso.

El senador Víctor Ríos, quien en su calidad de rector de la Universidad Nacional de Pilar (UNP) preside la AUPP, dice que si la intención es sacar a los rectores porque son juez y parte, también ocurrirá lo propio -dice- sustituyéndola por estudiantes y académicos.

“La idea como tal de que alguien no sea juez y parte es algo que no se puede cuestionar; pero los alumnos y académicos también son parte de la institución”, apunta.

Como legislador -anuncia- que acompañaría la iniciativa de excluir a los rectores del Cones, pero “depende de la alternativa” que se ofrezca. “Si hay una alternativa que se presenta y se considera superior, con mucho gusto”.

Manifiesta que el tema de la composición del ente rector no es una discusión cerrada. “Estamos analizando y viendo qué podemos hacer. Al principio del Cones, ocurría que si intervenían a una universidad le imponían condiciones que, por ejemplo, no le imponían a la universidad cuyo rector es miembros del Cones”, lanza.

Ríos se opuso desde el principio -dice- a la figura de “los miembros natos”, tal como ocurre hoy con los rectores de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” (UCA).

“Si vamos a mantener a los rectores, entonces por lo menos, excluir a los miembros natos; o si vamos a excluir a rectores de ese órgano ¿a quiénes colocamos; quiénes son los que pueden garantizar absoluta imparcialidad?”, lanza.

Para Adolfo Pacher, rector de la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican), excluir a los rectores carece de lógica. “Si queremos hacer una construcción tenemos que contratar a especialistas en determinadas áreas; entonces tenemos que contratar a un ingeniero, un arquitecto, quienes son los que conocen del tema. Entonces, excluir a los rectores me parece que es una postura que no tiene un fundamento lógico muy importante”, sostiene.

A su criterio, los rectores son “los mayores conocedores de la educación y las necesidades del país”. Esto es a la luz de la trayectoria que ostentan.

“Hay rectores que tienen una trayectoria en el área educativa de 40 años o más; y tienen un conocimiento profundo de nuestras realidades y de la situación de nuestra educación superior”, resalta.

Para esquivar la sombra que se cierne al Cones, a razón de que sus integrantes –algunos incluso dueño de universidades se convierten en “juez y parte”, es partidario que el Cones sea elevado a Secretaría y que su presidente tenga dedicación de tiempo completo.

“Se le debería dar al Cones un mayor protagonismo; debería tener un rango de Secretaría y que el presidente aun siendo rector tenga que dedicar más tiempo al Cones porque ahora atiende a ese organismo y a su propia institución”, opina.

Para Ríos, si el Cones se eleva a Secretaría dependería del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y ahí estaría sujeto a las presiones que se ejercen desde el Poder Ejecutivo.

Dejá tu comentario