País

Odisea de 600 docentes que llegan en masa para tramitar su jubilación

El MEC abrió la fecha para recibir renuncias de profesores, pero no previó atender a cientos que se agolparon en sus oficinas sorteando larga espera, sed y calor. Habrá concurso para reemplazar a 400.

Más de 600 docentes, que iniciaron sus carreras en las aulas a la par de la vigencia de la reforma educativa del 94, están actualmente en proceso de jubilación en el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Para completar sus trámites de renuncia al cargo, necesario para acceder a la jubilación, pasaron todo tipo de incomodidades ayer en las oficinas de la dirección general de Talento Humano, donde fueron atendidos luego de horas, sin aire acondicionado, ni agua o asientos para aguardar la larga espera.

Los profesores que ya no entraban en el pequeño local del MEC, sobre Eligio Ayala y Estados Unidos, debieron esperar bajo el abrasante sol en plena calle.

Las autoridades admitieron que no previeron la situación, indicando que “no esperaban tanta gente”, pese a que en la víspera se abren las instituciones educativas públicas. Los profesores deben volver a sus puestos hasta que culminen el proceso de haberes.

Era el mediodía y un grupo de docentes, que ya no cabía en las oficinas de Talento Humano, encontró refugio en la sombra de un árbol y el tereré para aplacar el intenso calor. Llegaron en las primeras horas de la mañana luego de recorrer 250 kilómetros desde Capiibary, San Pedro.

“Es demasiado lento el proceso de atención, hay gente que vino a la madrugada y no fue recibida todavía”, indicó el profesor catedrático Francisco Carísimo, de Capiibary.

Sin previsión. “No nos esperábamos esta cantidad de gente, decidieron venir hoy porque mañana empiezan las preclases en escuelas públicas”, manifestaron en respuesta al tumulto el director general de Talento Humano, Jorge Martínez, y el jefe de Jubilaciones del MEC, David Lobos.

Indicaron que de todos modos, atenderían a todos los profesores hasta agotar los números de atención otorgados.

El año pasado, en una semana atendieron a la misma cantidad de maestros que se acercaron solo en un día ayer; alrededor de 640.

Martínez aseguró que además incrementaron la cantidad de empleados para recibir a los educadores. En un primer momento, eran 8, luego subieron a 13. Los profesores denunciaron que solo 3 funcionarios estaban disponibles en las salas.

Concurso público. Dependiendo del ministro de Educación, Eduardo Petta, esta semana debe aprobarse el calendario para un concurso público de docentes que genere poco más de 400 vacancias, de modo de cubrir gran parte de los rubros que dejarán quienes están por jubilarse.

Nadie nos da la cara, no venimos a pedir cargos y venimos a pasar este suplicio, después de 27 años de trabajo. Marta Bogado, docente de Limpio.

Ellos tienen datos, deben anticipar esta situación, pero esto es cruel para los compañeros que vienen desde lejos. Pedro Coronel, profesor de Itapúa.

Dejá tu comentario