Interior

Nuevo temporal agrava la situación de los pobladores de Ñeembucú

La gran cantidad de agua caída en los últimos días en el departamento la acerca a escasos 20 centímetros de que se active la primera alerta. Suman además las familias anegadas.

Las copiosas precipitaciones caídas entre la noche del sábado y la madrugada de ayer crean problemas en gran parte del Departamento de Ñeembucú, que ya está muy afectado por las inundaciones.

En la capital departamental cayeron 100 milímetros en la víspera, inundando a varios barrios de la capital departamental.

Además el agua acumulada en el río Paraguay se acerca más al nivel crítico de Pilar y Alberdi. En la capital departamental llegó a 7,80 m con aumento de 6 cm, ya a escasos 20 centímetros de que se active la primera alerta. En Alberdi la escala marca 8,46, con aumento de 3 cm.

La altura normal frente al puerto de Pilar, para esta época, es de 3,50 metros, pero actualmente ya supera los 7 metros. Con el elevado nivel actual, todas las compuertas de los muros están cerradas, y el escurrimiento del agua acumulada en la ciudad se realiza mediante las bombas.

El barrio San José y parte del barrio Obrero fueron los más afectados por el diluvio.

Suministro. Cuando se precipitaba la tormenta, según refirió el intendente Cristóbal Stete, el sistema eléctrico que alimenta a las bombas tuvo problemas, asociado a un corte del suministro. Superado el inconveniente se pudo poner en funcionamiento los motores. Manifestó que se agregó otra bomba proveída por la Gobernación, mientras numerosas viviendas quedaban en el agua.

Claudia Marecos, del barrio San José, comentó que vivieron momentos de mucha tensión con sus cuatro hijos, pues su casa quedó totalmente inundada, al igual que todas sus pertenencias.

Además las continuas lluvias que caen en todo el Ñeembucú provocan el aumento el caudal de los grandes esteros del territorio departamental, afectanto aún más la situación.

Desagote. El licenciado Fabián Ojeda, jefe de Gabinete y de Gestión de Riesgo de la Municipalidad de Pilar, manifestó que todas las estaciones funcionan. Indicó que para reforzar las máquinas de desagote fijas, se cuenta con motobombas portátiles, que se conectan a tractores y refuerzan el desagote del agua.

El jefe de Gabinete mencionó que recién con 8 metros se llega al nivel de alerta amarilla, 9 m alerta naranja y 9,30 alerta roja, lo que obligaría a la evacuación de todos los que viven en sectores bajos.

El anillo de defensa de la ciudad está constituido por unos 10 kilómetros de muros definitivos y 2 kilómetros provisorios.

Dejá tu comentario