Sociedad

"Nuestro compromiso ahora es ayudar"

Teresa Escobar y Juan Carlos Medina llevan juntos más de 31 años (30 de casados). En un contexto muy sensible de sus vidas, relatan cómo cambió todo desde la partida de su segunda hija, Claudia Patricia, a causa de una enfermedad irreversible.

La pareja se conoció en la ciudad del verano San Bernandino, a principios del año 1991. Él trabajaba en producción audiovisual y ella estaba disfrutando el día con unos compañeros de radio Venus.

Juan Carlos recuerda que la conexión fue mutua y desde ese entonces sus vidas se unieron hasta hoy. En 1992 contrajeron matrimonio y posteriormente recibieron la llegada de su primer hijo, Luis Carlos.

Cinco años después nació Claudia Patricia y en el 2003, su última hija, Ana Gabriela.

Siempre juntos

No solo como pareja se complementaron, también laboralmente; comenzaron a trabajar juntos hasta concretar el anhelo de crear Televisión Cooperativa, un programa que llevan adelante juntos hace 17 años. Actualmente el programa se emite todos los domingos por NPY.

A principios del 2021, la vida de la familia Medina-Escobar dio un giro de 180°. De manera repentina, Claudia Patricia, a sus 24 años de edad, fue diagnosticada con carcinoma escamoso invasivo, más conocido como cáncer de cuello uterino. En ese entonces la familia hizo todo lo posible para encontrar una cura y tras agotar todas las instancias médicas en nuestro país, la mamá, el papá y la hija cargaron las valijas con la esperanza de encontrar una cura en el extranjero.

Viajaron a Brasil para seguir un tratamiento y allí recibió la quimioterapia. A pesar de una tenaz lucha Claudia no soportó el avance agresivo de la enfermedad y falleció el pasado 23 de agosto, a los 25 años.

A casi tres meses de la triste pérdida, la pareja compartió sus anécdotas y testimonios de vida. “Claudia falleció en nuestros brazos. Empezamos juntos y terminamos juntos. Ella nos enseñó que la unión de la familia y la fe eran lo más importante en todo ese proceso de tratamiento. Le agarró de su cuello a su papá y me pidió para que le abrace y ahí se fue despacito”, comentó Teresita.

Juan Carlos recordó además que en medio de todo el proceso de tratamiento, su hija menor Ana estaba embarazada, atravesando una gestación complicada por el estrés mismo que implicaba la situación. “Casi no pudimos darle soporte a ella”, recuerda.

Piero Nicolás, el tercer nieto de Teresita y Juan Carlos, nació el 7 de mayo de este año, de manera prematura. “Todo parecía desmoronarse, con mi hija y mi nieto internados, oramos y dejamos todo en mano de Dios”, menciona Juan Carlos.

Hoy Piero tiene siete meses de vida y ocupa un lugar importante en sus vidas. “Piero es un regalo de Dios para nosotros, queremos pensar que Claudia está presente en él”, refiere el abuelo.

Actualmente la pareja está abocada en dar contención e información a personas cuyos familiares padecen la misma enfermedad. “Nuestro compromiso ahora es ayudar, tenemos mucho conocimiento y estamos dispuestos a transmitir lo que se necesita. Los contactos en el extranjero para los tratamientos y también realizar las citas en los hospitales de alta complejidad”, destacó el hombre. “Ya donamos todo lo que nos quedó de Claudia para que sea útil a otras personas. Inclusive unas ampollas que costaban 42 millones cada una. En un momento recibimos muchas donaciones económicas y la tuvimos que retornar”, sostiene.

Unión y alegría

Teresita y Juan Carlos se sienten más unidos que nunca y su matrimonio tomó más fuerza con el legado de su hija.

“Ella nos enseñó a sonreír cuando solo queríamos llorar. Ahora festejamos los cumpleaños con mucha alegría, como ella siempre quería”, dijo la mujer.

Para culminar, Teresa finalizó que tanto la esperanza, la fe y el refugio en Dios, gracias a sus oraciones, fueron su contención durante todo el doloroso proceso de la enfermedad y posterior duelo de su hija, pero a pesar de la pérdida irrecuperable todos los recuerdos se transformaron en pilares para aferrarse más a la lucha contra el cáncer y los valores de la familia.

Dejá tu comentario