País

“Nuestra debilidad podría ser que tenemos un nivel bajo de vacunación”

Aunque se espera que el nuevo embate del Covid sea menor, aún existen puntos débiles en el sistema. Los porcentajes de inmunización son menores a otros países de la región, apunta Guillermo Sequera.

Recorrido de la trinchera. La presencia de la cuarta ola en el país, con crecimiento semana a semana, lleva a revisar cómo está el sistema de salud pública ante este nuevo embate.

El doctor Guillermo Sequera, responsable de la Dirección General de Vigilancia de la Salud, señaló lo que podría ser un talón de Aquiles para el sistema público. “La debilidad es que estamos teniendo una cobertura de vacunación baja, comparada con países de la región o los europeos. Ahora comparado con los africanos estamos mejor. Pero la cobertura es nuestra debilidad”.

El responsable de Vigilancia de la Salud habló también de los que están en contra de las vacunas contra el Covid. A través del bombardeo de fake news en redes sociales y vía WhatsApp, intentaron disuadir a la población de aplicarse las dosis. Sin embargo, en las ciudades con mayor población y donde más impacto deberían tener, por el acceso a los medios de difusión, conectividad y cercanía de los vacunatorios, la realidad fue distinta a sus objetivos.

En esas localidades, las cifras mostraron las tasas más altas de inmunización contra la enfermedad, en diferentes franjas etarias. “Si se mira la cobertura de las ciudades en general, se está por arriba del 80%. En estas zonas viven los antivacunas. Su impacto es bajo, como en cualquier otro país”, aseveró.

Sin embargo, los números más bajos de la inmunización anticovid está en los distritos donde hay pobreza, puntualizó Sequera. “Y donde hay pobreza quiere decir que no hay acceso a la salud, quiere decir que no hay conocimiento, un montón de otras cosas, menos el mensaje antivacuna. O si están ahí resulta ser muy marginal”.

Agregó que la falta de vacunación en el país es un mensaje del acceso a la salud, más que ser el país peor vacunado de Sudamérica.

Según Sequera se espera que esta ola sea menor que la anterior. Dicha situación no solo se dio en los contagios. También en la cantidad de internados y fallecidos a causa del virus. Aclaró que aumentarán los contagios y fallecimientos, pero no cree que se dé de la misma manera que la segunda ola del 2021.

El nuevo embate de la enfermedad puede tener a los sublinajes de ómicron como protagonistas. “Los sublinajes son los que están marcando esta nueva ola que tenemos cada seis meses. Dos olas por año estamos teniendo”.

Con respecto a las reinfecciones, detalló que de tener un porcentaje muy pequeño en Paraguay, menos de un 5%, ahora supera el 15%. Sobre este punto en particular, aclaró que cuando uno se reinfecta no lo hace de lo mismo, ya que se trata de otra variante.

SOBRECARGA. Sequera comparte la preocupación por la presencia de esta ola, dentro del contexto de salud actual. Puntualizó que esto se dará en medio de una predominancia de enfermedades respiratorias, lo cual ocurre cada año en el sistema. Estima una altísima demanda de los servicios de salud. “Al estar todo liberado y al ser en invierno, ocurren las olas habituales que teníamos cada año. Están presentes todos los virus respiratorios que teníamos en invierno, más la ola Covid. Esa es la complejidad de esta ola y por eso preocupa”.

En esta época del año y con el actual aumento de casos, recordó la importancia de airear los ambientes abriendo puertas y ventanas. A esta medida, se debe sumar el lavado de manos. Y, sobre todo, el uso de tapabocas, más aún si se compartirá entre varias personas en ambientes cerrados. “Usar el tapabocas es muy útil”, recalca Sequera.


Se espera que tenga un impacto menor, como fue en otros países, donde hubo menos hospitalizados y decesos.
Guillermo Sequera,
Vigilancia de la Salud.

Los sublinajes son los que están marcando este nuevo ascenso que tenemos cada seis meses, lo que hace como dos olas por año.

7.702
fue la mayor cantidad de contagios que se registraron en el país, durante la tercera ola. Ocurrió el 30 de enero.

152
es la cifra más alta de fallecidos en un día. Fue el 27 de junio del año pasado, con la presencia de gamma.

1.680.671
personas aún no se aplicaron la tercera dosis de las vacunas contra el Covid; tasa de abandono del 54%

Dejá tu comentario