Política

“No se puede comprar camioneta ni asegurar edificio con dinero del Covid”

El elegido para dirigir la Comisión de Control advierte que hay entes que buscan sacar provecho en las licitaciones en medio de la pandemia. Dijo que la idea es liberar a Mazzoleni del manejo administrativo.

El considerado hombre fuerte o “superministro” del actual gobierno de Mario Abdo Benítez, Arnaldo Giuzzio, dirige la Comisión de Control creada por el presidente con el fin de ejercer una supervisión de las compras que realizan las instituciones públicas en esta pandemia. En esta nota, resalta que su tarea no se superpondrá con otros estamentos de control y advirtió que exigirá, así como ya hizo en Salud, a más ministerios suspender sus licitaciones si pretenden utilizar los fondos del Covid-19 para gastos sin sentido y que no sean urgentes.

–¿Cuáles son las atribuciones de esta nueva comisión?

–Básicamente es apoyar al Ministerio de Salud en lo que hace referente a todo lo que sea compras de bienes, servicios e insumos que tengan que ver con la pandemia del coronavirus. Y eso, según la Ley de Emergencia, son aproximadamente USD 500 millones. Hasta el momento, el Ministerio de Hacienda transfirió USD 99 millones, por cuyo monto se están llevando a cabo una serie de licitaciones que ahora van a ser controladas por esta comisión.

–¿Le parece correcta la creación de esta comisión que encabeza, dado que ya existen la Senac, la Contraloría, la Auditoría del Poder Ejecutivo, la Fiscalía General y la Dirección General de Contrataciones Públicas? ¿No habrá superposición de funciones?

–Esta es una comisión especial. Más allá de las instituciones a las que representamos, el presidente tuvo en cuenta a las personas. René Fernández (titular de la Secretaría Anticorrupción) no lidera, porque es ministro de la Senac, y lo mismo los demás. En este caso, coincide que (Fernández) es ministro anticorrupción. La función de esa secretaría es la recepción de denuncias y establecer políticas basadas en la integridad para todas las instituciones públicas. De hecho, si encontramos alguna irregularidad, él va a ser el primero en llevar adelante esa investigación.

–¿La Senac no encontró hasta el momento hechos graves de corrupción? Si es así, ¿qué le hace suponer que usted lo hará?

–Y advertimos ya, y le dijimos al presidente y le mencionamos al ministro de Salud que hay instituciones públicas que están comprando o pretenden, o están licitando compras utilizando la referencia Covid, y eso finalmente lo que hace es utilizar fondos destinados específicamente para Salud Pública y, específicamente, para bienes, servicios e insumos. Esos sin los tres ítems para los cuales son destinados esos fondos. No se pueden comprar, por ejemplo, camionetas, asegurar edificios, comprar computadoras, por más de que esos elementos sean necesarios para esas instituciones. Para eso deben recurrir a sus fondos y no usar el dinero Covid.

–¿Y qué harán con esas instituciones que usan los fondos para otra cosa?

–Por lo menos pretenden, están licitando, todavía no usan. Esa es una de nuestras atribuciones. Nosotros vamos a comunicarles a esas instituciones que vamos a poner objeciones para que continúen esas licitaciones a fin de evitar que se concreten.

–Si una investigación compromete a algunos ministros o al propio presidente Mario Abdo, ¿qué hará?

–Absolutamente no me va a temblar el pulso. Acá hay una colusión político-funcionario público-empresarial, que siempre estuvo detrás de negocios con el Estado. Hay dinero, las empresas que proveen servicios e insumos tienen que estar tranquilas y no tienen por qué vender más caro. El Estado tiene dinero, con base en eso nos tienen que vender más barato si le vamos a comprar en cantidad. El criterio que siempre se maneja es que el Estado es más pagador, por eso las empresas te duplican el precio. Quiero decirles a esas empresas que hagan las mejores ofertas con el mejor producto y que se le va a pagar al contado, pero que vendan productos de calidad. Queremos que los productos nacionales vengan y que cumplan con las especificaciones técnicas, vamos a estar operando y darles oportunidades. Es la idea del presidente que estos USD 500 millones queden en Paraguay.

–¿La creación de esta comisión no es un recurso desesperado del presidente buscando recuperar confianza tras las denuncias de corrupción?

–No creo que sea desesperado, pero tenía que hacerse en algún momento. Quizás este sea el momento propicio. Queremos dejar un modelo de trabajo. Estamos dejando el soporte para que las instituciones hagan cruce de información. Se debe consultar con Tributación si efectivamente existe, con Aduanas si se hizo algún tipo de importación o se creó la empresa al solo efecto de esta licitación o ver la relación de sus socios y ver si hay relación de parentescos. Todo ese tipo de cosas se puede visualizar.

–¿Cómo tomó el ministro de Salud la conformación de esta comisión?

–El presidente notó que el ministro Mazzoleni está más tiempo trabajando en la parte administrativa, viendo si es que hay camas, colchones, mascarillas, y no es esa básicamente su función, sino establecer estrategias de qué se va a hacer con la Salud Pública en un momento donde la cuarentena es más flexible y no visualizamos aún el futuro que nos depara esta competencia. Por eso nuestro trabajo va a ser cuidar guaraní por guaraní el dinero asignado para el Covid-19. Que se enfoque Mazzoleni en salud, más aún para lo que está viniendo. Estas cuestiones administrativas le restan mucho tiempo y nuestra idea es colaborar con su unidad para acelerar y ayudarle a obtener el mejor producto.

–¿No arriesga el buen trabajo de la Senad durante los dos meses que estará encabezando la comisión?

–Vamos a estar llevándola a la par. No la voy a abandonar.

–¿Qué piensa de los casos que escandalizaron o sacudieron a todo el Gobierno por lo sucedido en la Dinac y en Petropar?

–No están ligados directamente a lo que nosotros estamos investigando. Ese tipo de cosas queremos en lo posible que no se vuelvan a dar. Si es que se tiene que comprar agua tónica, que se compre con los recursos de la institución y no con el código Covid. Me da mucha pena que se dé esa situación en un momento como este.

–¿Cómo espera que la gente confíe en esta comisión?

–La idea es esa, sé y entiendo que muchas instituciones públicas quieren aprovechar el momento para comprar cosas que les van a ser muy útiles, pero no tienen el rótulo de urgencia. No queremos que venga la andanada de necesidades, personas internadas, médicos que necesiten más que nunca seguridad y ya no tengamos la plata que fue aprobada para esta emergencia.

–¿Le parece correcto aplazar licitaciones de Salud en estos momentos hasta el 12 de mayo? ¿Qué pasó?

–Encontramos algunas situaciones que nos llamaron un poco la atención y le solicitamos al ministro que suspenda el proceso de unas 27 licitaciones.


Perfil
Arnaldo Giuzzio es uno de los hombres de más confianza del presidente de la República, Mario Abdo Benítez. Antes de desempeñarse en su actual cargo de ministro de la Senad, fue electo senador de la República en el periodo 2013-2018. En 2004 formó parte de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, y en el 2006, de la Unidad Antidrogas.

El ministro Mazzoleni está más tiempo trabajando en la parte administrativa y le resta tiempo, debe enfocarse en la salud, en lo que está viniendo y la idea es colaborar con él.

Si se tiene que comprar agua tónica, que se compre con los recursos de la institución y no con el código Covid. Me da mucha pena que se dé esa situación en un momento como este.

Dejá tu comentario