Mundo

Niveles de vitamina D determinan el riesgo de sufrir cáncer colorrectal

 

Las personas con niveles normales o altos de vitamina D en la sangre, en especial las mujeres, tienen menos riesgo de padecer cáncer colorrectal que las que tienen bajo el nivel de esta vitamina, según un estudio internacional publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

En el estudio han colaborado varios institutos de investigación y universidades españolas, entre ellas, la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad de Valencia y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima), ambos del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Ciberobn).

Para hacer el estudio, los autores utilizaron distintos estudios epidemiológicos que evaluaban la asociación entre vitamina D y cáncer colorrectal en poblaciones de todo el mundo.

La mitad de los pacientes estudiados era de Estados Unidos y un tercio ciudadanos europeos, y “la duración del seguimiento en los estudios de cohorte prospectivos osciló entre 4 y 20 años”.

Además, se realizaron numerosos subanálisis para validar las conclusiones obtenidas.

Papel quimiopreventivo

La investigación concluye que la vitamina D puede jugar un papel quimiopreventivo en la transformación maligna colorrectal y/o en la progresión del cáncer colorrectal.

“Este estudio sienta las bases para que en un futuro se dediquen esfuerzos a determinar mediante otros estudios los posibles mecanismos involucrados en la progresión del cáncer colorrectal a través de la vitamina D”, destaca el investigador principal del Ciberobn y responsable de la Unidad de Nutrición Humana de la URV, Jordi Salas-Salvadó.

GRISADO

Estudio reduce 67% riesgo de morir por la enfermedad

Realizar una colonoscopía para detectar oportunamente el cáncer colorrectal puede reducir hasta en 67% el riesgo de morir por esta causa, señalaron especialistas desde México. “A través de este estudio médico se puede detectar tejido inflamado, úlceras y pólipos que deben atenderse de manera oportuna”, dijo en conferencia de prensa la gastroenteróloga Alejandra Noble Lugo, subjefa de Enseñanza en el Hospital Español de México.

Detalló que en México anualmente se diagnostican en promedio 14.900 nuevos casos de cáncer colorrectal, según datos de Globocan, y 95% de ellos se origina en un pólipo, una pequeña masa de tejido que se desarrolla y crece en el colon y/o recto.

Estimó que una de cada 20 personas presentará cáncer colorrectal a lo largo de su vida, “y la colonoscopia es un estudio con una eficacia que nos da la capacidad de visualizar la mucosa de todo el colon y recto para detectar y remover pólipos en el mismo procedimiento”, afirmó.

Explicó que este tipo de cáncer no genera síntomas, por ello es la colonoscopia es “el estándar de oro”, para el diagnóstico de cáncer de colon en aquellos pacientes de quienes se tiene sospecha de que podrían desarrollar este cáncer, pues tiene una eficacia superior a 90%.

Tercera causa de muerte. La doctora Angélica Hernández Guerrero, ex presidenta de la Asociación Mexicana de Gastroenterología, explicó que el cáncer colorrectal es un tumor que a nivel mundial ocupa el tercer lugar como causa de muerte y como cuarta causa en México.

Señaló que en las últimas dos décadas se ha visto un crecimiento exponencial en los casos de este tipo de enfermedad y, con el envejecimiento de la población, es probable que esta estadística se mantenga en aumento en los próximos años.

Recordó que el cáncer colorrectal crece en la boca (al principio) del intestino grueso y en etapas iniciales no da síntomas.

Explicó que las personas mayores de 50 años, incluso sin historial personal o familiar de la enfermedad, son consideradas población de riesgo promedio, por lo que es necesario que se realicen periódicamente estudios para descartar el cáncer.

Y señaló que aquellas personas con factores de riesgo con obesidad, tabaquismo, consumo alto de alcohol, grasas y carnes rojas, o con antecedentes familiares de cáncer colorrectal, deben acudir con un gastroenterólogo para descartar la presencia de pólipos a partir de los 45 años.

No obstante, aceptó que actualmente es muy complicado y costoso realizar colonoscopia al grueso de la población; pero apuntó que las pruebas de presencia de sangre en heces son menos invasivas y más baratas, por lo que si se tiene sospecha, es recomendable este estudio.

Arturo Vázquez Leduc, director médico de Asofarma, indicó que las pruebas de escrutinio de cáncer colorrectal, a través de la colonoscopia en población de riesgo promedio, intermedio y alto, son importantes para reducir la posibilidad de tener esta enfermedad. EFE

Dejá tu comentario