Economía

Nivel de ríos seguiría crítico hasta marzo de 2022, dicen

 

Aún en el último trimestre de este año las lluvias podrían estar por debajo del promedio en las cuencas de los ríos Paraguay y Paraná, por lo que el nivel de los mismos podría recuperarse lentamente, pero no se llegaría al nivel normal, según anticipó Max Pastén, gerente de Pronósticos Hidrológicos de la Dirección de Meteorología e Hidrología de la Dinac.

El profesional presentó las perspectivas hidrológicas en una webinar organizada por Banco Atlas, en la que mencionó que las lluvias actuales hacen que momentáneamente el nivel del río Paraguay mejore, desde Vallemí hasta Humaitá; pero que en el Norte (Fuerte Olimpo) continúa descendiendo.

“Esto no soluciona el problema de raíz, ya que el nivel y el caudal de los ríos dependen de que llueva mucho en la zona del Pantanal y de la cuenca alta del río Paraná”, sostuvo.

La Niña. Como todo indica que el establecimiento del fenómeno La Niña es inminente, la situación actual podría continuar a inicios de 2022 (en los primeros tres meses aún no se normalizaría el nivel del río), lo que seguirá generando problemas a la navegabilidad.

De todos modos, aparentemente -como lo mencionó Pastén- ya se ha tocado el nivel crítico en el que ya no hay ninguna posibilidad de navegabilidad en la Hidrovía Paraná y en la de Paraguay-Paraná.

“Pasamos el nivel crítico del mínimo; en el puerto de Asunción se registró el valor más bajo jamás antes contemplado: -0,75 metros, es decir 75 cm por debajo del suelo hidrométrico, que ocurrió el 6 de octubre pasado”, mencionó.

En torno a la navegabilidad, dijo que el río Paraguay tiene un comportamiento natural, y está modulado por lo que ocurre en el Pantanal, que en época de lluvias libera caudal y el río aumenta hasta julio; pero ese modulador hoy no está presente, ya que el Pantanal está seco desde el año pasado.

“En cambio, el Paraná depende de unas casi 60 represas en territorio brasileño, entre Campo Grande y Goiania”, agregó.

En torno a las zonas productivas, afincadas en los afluentes del río Paraná, indicó respecto de la ventana de siembra, que los productores esperan las primeras lluvias, pero que quizá esa ventana se vea modificada debido a las proyecciones climáticas.

Finalmente, mencionó que el pronóstico indica que habrá lluvias en el último trimestre, pero por debajo de lo normal en la Región Oriental.


La soja sale en cantidades significativas
Más de 121.000 toneladas de soja lograron salir hasta el jueves pasado por el río Paraná.
Esto, a partir de que las lluvias mejoraron el nivel del curso hídrico, que no permitía desde abril pasado la navegación por esta importante arteria de agua.
El empresario naviero Juan Carlos Muñoz señaló que este fin de semana ya se están cargando unas 50 barcazas más para salir y aprovechar el buen nivel el río.
En cuanto a la situación particular de cada curso hídrico, señaló que el Paraná está teniendo un buen régimen de lluvia en su cuenca alta, como también en el río Yguazú, hechos auspiciosos para la navegabilidad.

Dejá tu comentario