País

Niños quedan sin estudiar, tras cierre de escuela en Curuguaty

 Padres de alumnos no saben qué pasó con el rubro docente asignado a la institución San Felipe Santiago de la Colonia Yerutí. Codehupy presentó un amparo judicial, solicita la reapertura.

Quince días antes del inicio del año lectivo, en marzo pasado, el profesor Elvio Ayala pidió una reunión con las familias de la Escuela Básica Nº 5757 San Felipe Santiago de la Colonia Yerutí en Curuguaty, para informarles que el local, que contaba con seis alumnos matriculados, debía cerrarse, alegando la escasez de estudiantes.

Fue la última vez que vieron al docente y no saben qué pasó con el rubro que estaba asignado al establecimiento. “Seis alumnos había, mi hijo del octavo y mi hija, que tenía que hacer el segundo grado. Pero otros seis niños tenían que iniciar acá las clases este año en el preescolar”, cuenta Isabel Bordón, una de las mamás afectadas en el caso.

Las familias del lugar se dedican a las tareas del campo. No tienen recursos tecnológicos para las clases virtuales y tampoco para enviar a sus hijos a otras escuelas. La institución educativa más cercana dista a 10 kilómetros de la comunidad. “Nosotros no tenemos lindos teléfonos ni mucho menos computadoras. El profesor era el único que tenía una computadora y con él más o menos nos arreglábamos”, lamenta Bordón. “Si consigo moto vamos o caminamos a la otra escuela, pero no siempre podemos porque también tengo mi chacra que trabajar, al menos para buscar las tareas”.

RECURSO. La Coordinadora por los Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) presentó días atrás un amparo ante el Poder Judicial exigiendo la reapertura del establecimiento escolar. Reclaman igualmente un censo sobre la cantidad de niños, niñas y adolescentes en la comunidad, tras la denuncia de los padres. “El amparo fue presentado en favor de una niña de 7 años que debe asistir a la escuela que fue cerrada de forma arbitraria e ilegítima y se desconoce la justificación de la medida”, indican. Según la coordinadora, el MEC asegura que el local no está cerrado. ÚH intentó comunicarse con la directora departamental de la zona, María Carmen de Solaeche, pero no respondió. Desde la administración central del MEC, tampoco contestaron.



Dejá tu comentario