28 may. 2024

Narco intentó huir de prisión con helicóptero comprado en Paraguay

Con helicóptero comprado en Paraguay, un capo narco argentino intentó fugarse de la cárcel de Ezeiza, según las autoridades argentinas. Se trata de Esteban Alvarado, pieza clave del narcotráfico que azota a la ciudad de Rosario.

La aeronave que habría sido adquirida tenía la matricula adulterada y fue guardada en un hangar en Gualeguaychú, en Entre Ríos, a la espera del momento de la fuga, de acuerdo a las pesquisas.

Un grupo comando participó del plan de huida, pero agentes policiales del vecino país, lograron frustrar el hecho.

Desde el pasado 2 de marzo ya le venían siguiendo las pistas, cuando obtuvieron la información de la compra del helicóptero Robinson 44 en nuestro país, informa el portal digital del diario La Nación de Argentina.

Alvarado quería que lo rescaten con el helicóptero cuando estaba en uno de los patios del penal de Ezeiza donde cumple la pena de prisión perpetua.

El plan ya llevaba seis meses de elaboración, precisan en las publicaciones. Sin embargo, la aeronave fue interceptada el pasado viernes 10 de marzo, en medio de un gran operativo policial.

Tenían pensado aparecer de golpe con la máquina sobre el área de recreo del penal, donde Alvarado iba a estar alrededor de las 14,30, este se treparía a los “esquíes” del helicóptero y así lo sacarían en pocos segundos de la prisión, publica, por su parte, el portal del diario Perfil.

HISTORIAL. Esteban Lindor Alvarado es señalado por los investigadores como una pieza clave dentro de la trama criminal que azota a la cuidad argentina de Rosario desde hace más de una década.

Se lo tiene como enemigo de la banda Los Monos. Incluso un ex miembro de su propia organización lo calificó como “el asesino serial más grande de Argentina”.

La violencia en esta ciudad argentina crece de forma vertiginosa y las organizaciones criminales aumentan su poder destructivo, realizando alianzas con otros grupos de Latinoamérica y expandiéndose a otros países.

La Policía, en Paraguay, ya cuenta con varios informes de la presencia de personas ligadas a grupos criminales de Argentina en nuestro país.

Esteban Enrique Rocha (30), alias Pinky, y su esposa Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra (24), fueron detenidos en los primeros días de enero en Asunción, en el marco del operativo The Monkey. Para los investigadores, ambos actúan como operadores logísticos del clan Los Monos, una peligrosa organización criminal dedicada al traslado, acopio y comercialización de drogas a nivel internacional.