Política

“Nakayama desdeñó a la izquierda y tuvo un discurso light”

 

La derrota en Asunción del candidato liberal a intendente, Eduardo Nakayama, se explica, entre otras razones, en que este desdeñó a la izquierda representada por Johanna Ortega, desarrolló una campaña con un discurso light, “descremado” y no pudo unir un solo frente en torno a su persona, según el abogado, político y catedrático colorado Hugo Estigarribia.

“De ser un candidato considerado como serio, empezó a tener una campaña light, descremada, y no tuvo un discurso claro contra Cartes. Tenía que haber asociado a su contrincante, Nenecho (colorado) con Horacio Cartes, de una manera más enfática y no lo hizo”, refiere.

Otro error en que ha caído él y la oposición en general es estigmatizar a todos los colorados “tildándonos de corruptos, sin distinción”.

El eslogan “ANRNuncaMás”, introdujo a todos los colorados en la misma bolsa, “incluyendo decentes y buenos” que podían haber votado a Nakayama. “Esto provocó que sectores colorados reaccionaran diciendo si a todos nos consideran bandidos, nuestros votos no cuentan”.

Estigarribia introduce en su análisis la victoria del candidato opositor Miguel Prieto en Ciudad del Este (CDE). “Allí se perdió por el empecinamiento de Horacio Cartes en potenciar una candidatura inviable como la de Ulises Quintana, indiciado presuntamente en narcopolítica y declarado significativamente corrupto por los Estados Unidos”, resalta.

El resultado de CDE es catastrófico para un partido que históricamente siempre fue mayoría y victorioso en esta parte del país. “Tuvo un costo muy alto esta mala elección del candidato colorado”. Aunque, aclara, El Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) también es “gran perdedor también en Ciudad del Este”.

En Encarnación, distrito mayormente colorado, sin embargo, “es una vergüenza que el partido no haya sido capaz de armar una candidatura interesante y potable para enfrentar a Luis Yd”, apunta.

Ambos ejemplos demuestran que cuando la oposición construye alianzas inteligentes como la de Encarnación, puede ganar, dice.

“Los partidos tradicionales están fuera del manejo de los dos distritos electorales más importantes después de Asunción: Ciudad del Este y Encarnación. Por más que en Encarnación Efraín Alegre acompañó la alianza, el ganador no es liberal”, aclara.

Con vistas a las elecciones generales a celebrarse en el 2023, los sectores de la oposición irremediablemente “tienen que unirse en torno a figuras que polaricen el discurso con respecto a los liderazgos cuestionados del Partido Colorado”. Esto implica potenciar a liderazgos fuertes, no tibios. “Después una alianza inteligente donde estén colorados expectables que no concuerdan con el sistema. O bien candidatos que atraigan el voto colorado”, cree. En general, todos los sectores políticos tendrán que recurrir a mejores candidatos para el 2023, porque el desbloqueo funcionó en las municipales.


El eslogan “ANRNuncaMás”, introdujo a todos los colorados en la misma bolsa, incluyendo a los decentes. Hugo Estigarribia abogado, polìtico.

Dejá tu comentario