País

Muro de contención con hidrosiembra en las márgenes del arroyo Paraguarí

Intervención para mejoramiento en la zona del cauce hídrico abarca los barrios: Obrero, Dr. Roberto L. Petit y Bañado Tacumbú. Actualmente se trabaja en construcción del parque lineal.

“Tres años atrás la fuerza del raudal me arrastró desde mi casa, en 28 Proyectada, hasta la calle 31 Proyectada. Lograron salvarme los vecinos cuando casi ya me estaba ahogando. Ahora, al menos de los desmoronamientos ya estaré tranquila cuando llueva”, comenta Nélida Ortola, mientras termina de cruzar el puente peatonal en medio de los nuevos muros de contención construidos en las márgenes del arroyo Paraguarí en Asunción.

En el área recientemente culminaron las obras de muros de gaviones. Las intervenciones estructurales buscan evitar los desmoronamientos frecuentemente registrados en el sitio. La construcción comprendió desde la avenida Itá Ybaté (21 Proyectada) hasta la calle Ing. Gustavo Crovato (32 Proyectada). Las intervenciones en este tramo están a cargo de la empresa Tecnología del Sur SA, adjudicada por un monto de G. 14.996.362.347 y un plazo de 18 meses, según el Ministerio de Obras Públicas (MOPC).

“Es un mejoramiento y rehabilitación del arroyo Paraguarí. Lo que hicimos fue contener las márgenes a través de los gaviones (cajas rellenadas con piedras). Protegimos también el fondo con lo que se denomina colchón reno, de 23 cm y cubierto de piedra, para que no se produzca la socavación entre el muro y el suelo cuando pase el agua. Porque los muros suelen caerse cuando pierde el fondo, entonces al proteger con el colchón evitamos el desmoronamiento”, explica la ingeniera Karina Reyes, quien dirige la obra.

También se trabaja en instalación de desagües pluviales y encauzar las conexiones de cañerías de cloacas que anteriormente se vertían de manera directa al cauce hídrico.

Actualmente se encuentran en la etapa de terminaciones como pasarelas, barandas y puentes peatonales que forman parte del parque lineal.

Ahora depende de la Municipalidad dos aspectos fundamentales para cuidar el área mejorada, según Reyes: La gestión de basura y que los espacios liberados no sean ocupados cuando culminen las obras.

La zona desde hace años presenta un deterioro ambiental por la inadecuada gestión de basura. En varios tramos aún no existe servicio de recolección de residuos. El cauce hasta ahora sigue siendo utilizado como vertedero.

Hidrosiembra. En varias márgenes se cultivaron semillas de brachiaria. La idea es que estas plantas herbáceas, con raíces profundas, crezcan en la zona cuya superficie está cubierta de basura. “Esto también ayuda a evitar la erosión del suelo, es como una alfombra. Se colocaron también mallas especiales de contención”, detalla la profesional.


Por los 30 árboles derribados estamos cultivando plantines nativos en el Paseo de 21 Proyectada. Ing. Karina Reyes, encargada de dirigir la obra.

Necesitamos ahora más contenedores de basura en la costa para que no se deposite en el arroyo. Nélida Ortola, pobladora.

Dejá tu comentario