Economía

Mujeres indígenas impulsan negocio de dulces y especias

Jóvenes indígenas, paraguayas e hijas de brasileños que residen en la zona de influencia de la Reserva de Mbacarayú, estudiantes del centro educativo que funciona en esta área protegida, se están abriendo camino en el mundo de los negocios, gracias a la miel y especias que ellas mismas elaboran y envasan para comercializarlos en supermercados gourmet de Asunción.

Este logro es aún más destacable si se tiene en cuenta la difícil situación de marginación e inequidad social que afectan a estas mujeres rurales.

El acceso a una educación de calidad es, sin duda, el camino ideal para revertir la desigualdad en que viven, por lo que promover en ellas actividades como el emprendedurismo y la autogestión les impulsa para abrirse camino hacia un futuro mucho más promisorio.

Para hacer frente a las desigualdades a las que están expuestas estas mujeres, el Centro Educativo Mbaracayú (CEM), que funciona dentro de la Reserva Biosfera Mbaracayú, se enfoca con exclusividad en ofrecer educación de calidad a personas del sexo femenino, para promover la equidad y revertir la situación de vulnerabilidad en que se encuentran las niñas y mujeres de zonas rurales.

El CEM está basado en un modelo de escuela autosuficiente, que busca generar sus propios recursos para solventar sus gastos y brindar educación de calidad a las alumnas, con un enfoque en la filosofía de aprender haciendo, según comenta Raquel Fratta, coordinadora del Programa Emprendimientos para la Nueva Economía, de la Fundación Moisés Bertoni.

En este contexto, este centro, dirigido por la Lic. Sonia Sanabria, brinda formación a jóvenes mujeres residentes en la región de esta área protegida.

El mismo se destaca por su multiculturalidad, pues recibe por igual a paraguayas, hijas de brasileños asentados en la zona, indígenas Aché y Avá Guaraní, así como a extranjeras.

Aprender haciendo. Como parte de sus actividades emprendedoras, las alumnas se mostraron muy satisfechas por presentar sus productos Mbaracayú Mieles y Especias, que ellas mismas se encargan de elaborar con materia prima extraída de la naturaleza y que ahora tienen la oportunidad de comercializar en Asunción, mediante un convenio firmado con la empresa Sadali, que produce y distribuye los productos naturales Frutana.

“El acuerdo nos permitirá llegar con los productos Mbaracayú a más canales de comercialización, potenciar las ventas y contribuir con el sostenimiento financiero del colegio. Y al mismo tiempo, esta alianza nos servirá de base para la creación conjunta de nuevos productos y el acompañamiento para completar la cadena de valor”, resalta Fratta.

La coordinadora del programa de emprendedurismo comenta que decidieron impulsar la comercialización de estas mieles y especias basadas en una demanda local reconocida y viendo el potencial de producción que muestran las alumnas.

Las mieles y especias de la marca Mbaracayú se comercializan en supermercados como Casa Rica España, Casa Rica Molas López, Todo Carne Fernando de la Mora, Todo Carne Los Jardines Luque, y en la propia oficina de la Fundación Moisés Bertoni, que impulsa el programa.

Dejá tu comentario