País

MSP solo acepta 15% de insumos del primer lote y el resto sigue bajo lupa

Observaciones. Las empresas deben presentar aún documentaciones sobre algunos productos. Pago. Deben abonar unos G. 8.000 millones en concepto de póliza garantía de fiel cumplimiento. Ofrecimiento. Imedic SA continúa con oferta del cambio de camas que llegaron con el primer lote. Prueba. Las firmas deberán demostrar que la fabricante autorizó el pegado de las etiquetas.

Historia sin fin. Oficialmente el Ministerio de Salud Pública anunció ayer que se dará una rescisión parcial del contrato con las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA. De la carga llegada desde China hay insumos que están en observación.

El anuncio fue realizado por el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, quien señaló además que la cartera sanitaria aceptó las mascarillas quirúrgicas simples y los protectores faciales que llegaron desde el país asiático.

El responsable de Asesoría Jurídica del Ministerio, Gustavo Irala, aseveró que hasta el momento solo aceptó el 15% del total del primer lote de insumos, en el caso de que se acepten los productos que están en evaluación se llegaría entre el 27 a 28%.

Mazzoleni informó que se rechazaron definitivamente las camas hospitalarias ofrecidas por la firma, que habían llegado en el primer viaje, ya que no correspondían a las especificaciones técnicas solicitadas. La empresa importadora ofreció al Ministerio otras de mejor calidad. La propuesta fue estudiada pero Salud no aceptó, basándose en argumentos jurídicos, según explicó Mazzoleni.

El detalle sobre este punto es explicado por Irala. “Solo pueden aceptarse en caso de que se realice una adenda al contrato, ya que no se trata de lo que fue solicitado a los proveedores”. Agregó que tampoco existe una urgencia del producto ofrecido a Salud de parte de los hospitales que forman la red de salud pública.

Como argumento a favor de este cambio, el representante legal de Imedic SA y Eurotec SA, Andrés Casati, detalló que el Estado se vería beneficiado con un ahorro de G. 1.500 millones. Casati adelantó que seguirán insistiendo en el ofrecimiento hecho a la cartera sanitaria.

Lo correspondiente a los protectores oculares también queda sin efecto, considerando que la empresa señaló la imposibilidad de acceder a dichos productos en el mercado. Sobre este punto, Casati aseguró que la firma cumplirá con lo que establece el contrato, es decir, el pago de las multas correspondientes.

La adjudicación de esta licitación fue realizada a las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA. Ambas pertenecen a los hermanos Justo Rubén Ferreira y Patricia Beatriz Ferreira.

Bajo lupa

Fuera de los ítems ya rechazados y los aceptados, otros se encuentran bajo observación. Los cuestionamientos fueron realizados por el coordinador general de la Comisión Especial de Control de Compras Covid-19 y ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio.

Es el caso de las mascarillas KN 95, llegaron al Aeropuerto en tres cajas distintas y en el Parque Sanitario aparecieron con una etiqueta que identificaban a una marca. La misma situación se dio con los protectores faciales. La empresa debe explicar el porqué de esta situación y presentar las documentaciones correspondientes.

El responsable de Asesoría Jurídica del Ministerio de Salud Pública, Gustavo Irala, comentó que desde las firmas explicaron que la fabricante del producto sanitario autoriza a la importadora a colocar la etiqueta una vez llegado a su destino. Esto debe ser comprobado con la documentación correspondiente.

Los trajes de bioseguridad también están bajo observación. Además de la situación similar dada con los dos ítems anteriores, aún no cuentan con registro sanitario. Todas las objeciones deben ser respondidas por las firmas proveedoras.

A raíz de esta situación se ha procedido a la rescisión parcial del contrato. Uno de los puntos contempla la póliza de Garantía por Fiel Cumplimiento. Este monto representa al 10% del total de los contratos. Las firmas deberían abonar alrededor de G. 8.000 millones en este concepto.

Embed




Dejá tu comentario