País

Mortandad de peces: Toman muestras para saber causas

 

“Es un cementerio de peces”, así describían acongojados los pescadores de la zona del río Montelindo mientras en sus teléfonos captaban la alfombra de miles de animales muertos en el caudal, a la altura del km 231. El cauce, que desemboca en el río Paraguay, divide a los departamentos de Presidente Hayes, Chaco y San Pedro.

Entre la fauna íctica afectada se encuentran especies como: Surubí, boga, carimbatá, pico de pato, tres puntos, pirañas, entre otras. Los peces se encontraban flotando en total estado de descomposición y despidiendo un olor desagradable, según la verificación hecha –tras reclamo de los pobladores– por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), Ministerio Público y la Armada Paraguaya.

En el lugar se tomaron muestras de agua para su remisión al laboratorio del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN). En tanto que los ejemplares de peces tomados como muestras serán derivados al Laboratorio Forense para su análisis.

Estiman que en 10 días, aproximadamente, estarían los resultados para evaluar la presencia de algún elemento químico o si fue producto de degradación de materia orgánica, según el director de fiscalización del Mades, Julio Mareco.

“Observamos que los ojos de los peces sobresalían. Esto es un indicador del esfuerzo hecho por la falta de oxígeno en su hábitat. También existe mucha presencia de materia orgánica”, comentó Mareco.

En la zona, afirmó, se concentran actividades agropecuarias.

Incendios. Serán evaluadas también las imágenes satelitales para determinar la ocurrencia de quema de pasturas en la zona y otros hechos, según la Unidad de Delitos Ambientales de la Fiscalía.

Semanas pasadas el mismo fenómeno se registró aguas arriba, en el río 7 Puntas, según los moradores.

Para el ambientalista de la zona de Concepción, Dirk Peter Gartner, una de las hipótesis más probables puede estar relacionada con las frecuentes quemas en la zona del Chaco, que afecta inclusive a humedales.

Describe que la cantidad de cenizas producidas caen sobre el río y puede producir una sobrefertilización. “Los procesos biológicos terminan en putrefacción y caída del nivel de oxígeno”.

Cuestionó además el precario procedimiento de los fiscalizadores en el caso de 7 Puntas.

“No tenían termómetro ni medidor de Ph. Sus pruebas de agua cargaron en arrugadísimas botellas de plástico”.

Dejá tu comentario