Política

Ministros que gozan de bendición de Abdo, bajo la lupa del Congreso

 

El presidente Mario Abdo Benítez busca apaciguar los ánimos en el Congreso ante la crisis del coronavirus que pone en el ojo de la tormenta a dos de sus principales colaboradores, Julio Mazzoleni (Salud) y Eduardo Petta (Educación). Ambos están en la mira de los legisladores por el escándalo generado por las sospechas en los gastos en el marco de la emergencia sanitaria y las decisiones tomadas en el ámbito de la educación en esta cuarentena.

Mario Abdo estuvo conversando con sus principales aliados para evitar mayor confrontación interna en momentos en que sube la tensión en medio de la crisis sanitaria.

Eduardo Petta una vez más está en el ojo de la tormenta luego de oficializar la decisión de postergar hasta diciembre las clases presenciales y seguir con las virtuales, pese a todas las limitaciones y dificultades que está afrontando la comunidad educativa. Una vez más, no busca el consenso con el gremio de docentes y se genera una nueva crisis en la educación. Primero fue la falta de capacidad para contener la falta de docentes por jubilaciones masivas y la última fue cuando hubo una serie de errores en los textos de lectura distribuidos en varias escuelas. Pese a todos los cuestionamientos, el presidente de la República ratificó su pleno respaldo al ministro de Educación dando la espalda a los estudiantes quienes solicitaron la mediación de los legisladores para llevar adelante un proyecto de interpelación contra el ministro.

Rechazan que sigan las clases virtuales implementadas durante la pandemia del coronavirus. A eso se suma las declaraciones vertidas por el ministro y que enervó los ánimos luego de condicionar la entrega de los kits de alimentos a cambio de completar las tareas escolares. Solicitaron interpelación de Petta ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado.

GASTOS DE EMERGENCIA. La adquisición de insumos médicos provenientes de China generó una fuerte crispación luego de que Salud rechazó el cargamento y aparecieron denuncias contra empresas beneficiadas con licitaciones.

La Comisión de Control de Gastos de la Ley de Emergencia convocó al ministro de Salud para la reunión prevista para este lunes para que detallar sobre la ejecución de gastos por la pandemia. El Gobierno comprometió un prestado internacional de USD 1.600 millones. Alrededor de USD 530 millones se utilizarán para equipar los hospitales, la compra de elementos de bioseguridad y reforzar toda la contingencia para evitar que pueda colapsar el sistema de salud como ocurrió en otros países.

Referentes de la oposición como el sector de senadores del Frente Guasu apuntaron que son graves las denuncias que salpican a la cartera de Salud, en relación a las denuncias de casos de corrupción como las sobrefacturaciones en la compra de equipos médicos con los fondos millonarios aprobados por el Congreso. En las últimas horas hubo una serie de renuncias que se dieron en medio de los escándalos en las licitaciones como el caso de Lourdes Rivaldi, ex directora General de Vigilancia Sanitaria, dependencia cuestionada por el ingreso irregular de medicamentos sin la certificación para su ingreso al mercado y que operaban con grandes empresarios; así como Alcides Velázquez, ex director general de Administración y Finanzas, salpicado por los esquemas irregulares y sospechosos en Salud.


Ejecutivo habla de complot

El presidente Mario Abdo Benítez deslizó que existe una guerra interna con sectores políticos en medio e la incertidumbre y la crisis generada por la pandemia en todo el mundo.

“Muchos están queriendo politizar este proceso. Muchos están buscando un error del presidente para de vuelta generar una inestabilidad política para evitar que hoy, en esto, nos unamos todos. Es un momento en que el paraguayo, la paraguaya, y la fuerza política tenemos que estar unidos”, sentenció el jefe de Estado ante los cuestionamientos que surgen contra los manejos de las licitaciones y compras sanitarias.

De acuerdo a las informaciones que surgen en Palacio de López, hay un distanciamiento con el sector del cartismo y un grupo de la oposición que está poniendo bajo la lupa todas las acciones que está realizando el Ejecutivo en medio la cuarentena que está por cumplir dos meses.

Dejá tu comentario