23 may. 2024

Ministra Rojas dice que abogados la amenazaron en el caso audios

Clave. La ministra de la Senabico, Teresa Rojas, quien declaró en el caso de los audios.

Clave. La ministra de la Senabico, Teresa Rojas, quien declaró en el caso de los audios.

La ex fiscala y actual ministra de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico), Teresa Rojas, considerada testigo clave por la Fiscalía, declaró ayer en el caso de los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento.

La declaración fue en el juicio oral donde están acusados los ex senadores Óscar González Daher, Jorge Oviedo Matto, el ex ministro Carmelo Caballero y el ex secretario del JEM Raúl Fernández Lippmann.

La ministra Rojas comentó que cuando era fiscala, en el 2017, fue asignada al caso Electrofácil, junto al fiscal Aldo Cantero. Dijo que imputó y pidió prisión para Luis Saguier Blanco. Contó que en setiembre de ese año, llegaron a su oficina los abogados defensores José Domingo Almada y Carmelo Caballero.

Explicó que ella tenía buen trato con ellos. Por eso se sorprendió cuando Caballero primero le reclamó por qué no le avisó de la imputación y que pidió prisión, lo que le desprestigiaba ante sus otros clientes. Alegó que José Domingo Almada salió un rato y luego volvió. Ahí le dijeron que venían a comunicarle que la denunciaron ante el Jurado, que operarían para removerla y que luego la iban a demandar para sacarle todo lo que tenía.

Incluso, Almada (que no está acusado en la causa) le dijo que si tenía bicicleta que la vendiera porque le sacarían todo. Esto, ante Caballero.

Comentó que quedó muy alterada porque sabía que eran abogados con influencias. Luego alegó que llegó una comunicación del Jurado de la investigación en su contra y luego fue recusada.

Rojas comentó que fue a hablar con los miembros del JEM. Se entrevistó con Adrián Salas y Cristian Kriskovich, a quienes contó lo ocurrido. También visitó al presidente Óscar González Daher.

Refirió que Fernández Lippmann, a quien nunca había visto, le buscó para la entrevista. Primero fue a la secretaría, donde le mostró el expediente. Ante el reclamo de que no había motivación, este le dijo que sabía cómo era eso, que cualquier miembro podía pedir el enjuiciamiento.

Contó que luego fue a la oficina de Óscar González Daher, quien hablaba por teléfono. Dijo que después le preguntó qué le prometió a los abogados y no cumplió. Que ellos venían todos los días, y que su situación estaba fea, por lo que debía ver lo que tenía que hacer.

La entonces fiscala le trató de explicar, pero comentó que como no le hizo caso, se fue. Dijo que en anteriores entrevistas, nunca la trató así.

Las defensas consultaron si Fernández Lippmann o González Daher le habían pedido algo, habían influenciado en ella, a lo que ella dijo que nunca le pidieron nada. Refirió que luego habló con varios miembros del JEM, y que ninguno sabía nada.

Rojas dijo que cuando Almada (no imputado) la amenazó, entendió que habló también por Caballero.

Remarcó que tras salir a luz el caso de los audios, la denuncia fue archivada y que ella luego pidió su jubilación y su traslado a otra Fiscalía.


La asistente fiscal también testificó
La ex asistente fiscal Nadia Ramírez, actual funcionaria de la Senabico, declaró también en el caso de los audios, al igual que Alma Alvarenga, que depuso por la vía telemática.
Ramírez dijo que fue asistente de Teresa Rojas y que desde su oficina escuchó todo lo que dijeron los abogados José Domingo Almada y Carmelo Caballero. Indicó que luego la entonces fiscala Teresa Rojas quedó muy alterada por lo que la tuvieron que dar un calmante.
Por vía telemática, también declaró una auditora del IPS, Alma Alvarenga, quien dijo que no se acordaba de nada, ni escuchó la discusión. Teresa Rojas dijo que ella estaba cuando llegaron los abogados.
El juicio oral continuará esta mañana, a las 8:30. Declararán otras cinco personas.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.