Política

Más pruebas de fuego en el Senado en la lucha contra lavado de dinero

Esta semana se prevé el tratamiento del protocolo contra el comercio ilícito del tabaco. La siguiente, el desafío será la modificación del secreto bancario y la ley sobre puertas giratorias.

Tras el revés por las declaraciones juradas, los senadores vuelven a tener más pruebas de fuego en materia de transparencia y lucha contra el lavado de dinero, y, por ende, el crimen organizado.

En esta semana y la siguiente tienen previsto tratar el protocolo sobre la eliminación del comercio ilícito del trabajo; la modificación del secreto bancario, y un proyecto sobre puertas giratorias.

Los senadores quedaron muy mal parados en la sesión del jueves pasado, al dejar sin efecto las sanciones por irregularidades en las declaraciones juradas de bienes.

Las abstenciones en el momento de la votación, así como las ausencias fueron determinantes en este punto. Ahora la ley queda en manos del Ejecutivo, que tiene la potestad de promulgar o vetar.

COMERCIO ILÍCITO DE TABACO. En la sesión del próximo jueves del Senado habrá un nuevo intento por tratar el protocolo para eliminar el comercio ilícito de productos de tabaco, que ya fue aplazado varias veces, y que está pendiente desde el 2018.

Se especifica que el objetivo es eliminar todas las formas de comercio ilícito de productos de trabajo, desde la producción, envío, recepción, posesión, distribución, venta o compra, mediante medidas de cooperación entre los países que son firmantes; entre ellos, el Paraguay.

En la página web del Ministerio de Salud, se precisa que en el 2018, ante la ONU, se adhirió el Paraguay, pero que sigue pendiente de ratificación en el Congreso.

Se alega la grave amenaza que representa para la salud pública, promoviendo la epidemia del tabaquismo.

“También causa pérdidas sustanciales en los ingresos del gobierno y, al mismo tiempo, contribuye a la financiación de actividades delictivas internacionales”, indica la página.

SECRETO BANCARIO. El senador Jorge Querey, del Frente Guasu, había presentado la modificación de la Ley Orgánica del Banco Central del Paraguay (BCP), con relación al secreto bancario. Otros senadores también decidieron presentar una propuesta.

Ambos puntos se estarían analizando en la sesión pero de la siguiente semana. Esto surgió a raíz de que los pedidos de informes solicitados por el Congreso al BCP se enviaron con respuestas tachadas, lo cual fue considerado como una burla.

Las informaciones solicitadas tenían que ver con operaciones realizadas por el ex presidente Horacio Cartes y su amigo del alma Darío Messer.

También sobre datos de la ex financiera Ara, y el caso de Ramón González Daher.

PUERTAS GIRATORIAS. El proyecto sobre conflicto de intereses había sido presentado por el colorado Derlis Osorio, a inicios del periodo legislativo, y quedó cajoneado en la Comisión de Legislación.

A pedido del proyectista, será desempolvado en la sesión de la próxima semana. En Diputados, un proyecto similar se sigue pateando para adelante, ya que no hay predisposición para tratar.

En la propuesta de Osorio, se prohíbe que por dos años, tras finalizar las funciones, tanto los ex funcionarios públicos como ex gerentes de empresas privadas, ocupen cargos en ambos sentidos, por la información sensible que manejan. Esta situación se dio con Horacio Cartes, y sus ex ministros, hoy gerentes de sus empresas.


temas pendientes
Protocolo sobre tabaco. Se trata de un convenio firmado por Paraguay en el 2018 que busca eliminar todas las formas de comercio ilícito.
Secreto bancario. Se presentaron proyectos de modificación, luego de que el BCP haya proveído información tachada.
Puertas giratorias. El proyecto había sido presentado por Derlis Osorio a inicios del periodo, y ante la negativa de los diputados, se busca impulsar desde el Senado.

Dejá tu comentario