País

Más de 2.000 programas y filiales de universidades rebotaron en el Cones

En los últimos tres años, el Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) devolvió 2.050 proyectos académicos a instituciones del sector: 35 universidades privadas, cinco de gestión pública e institutos.

La lista de las 40 universidades, así como de cinco institutos superiores, cuyos programas académicos rebotaron, se dará a conocer esta semana, de acuerdo con Myrian Bobadilla, asesora de Comunicación del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones).

En total, el órgano rector evaluó 4.676 proyectos académicos; entre los que aprobó 2.626 ofertas y 2.050 devolvió por incumplir criterios legales y académicos contemplados en la vigente Ley 4995/13 de Educación Superior. “El Cones está en foja, estamos en un momento histórico en que hemos analizado y evaluado todos los proyectos que se han presentado”, explicó Bobadilla.

Sobre los motivos del rebote dijo: “Cada caso es particular y hay una debilidad concreta y el Cones hace una devolución de los proyectos con todas las sugerencias de ajustes”.

Los miembros del organismo analizan aspectos jurídicos, económicos, de infraestructura y el académico.

El Ing. Hildegardo González, presidente del Cones, antes que hablar de debilidades de las instituciones de educación superior (IES) prefiere “hablar de calidad y sinceramiento” de universidades e institutos por igual. “En una oportunidad nos cupo analizar el catastro de una entidad que tenía más de 80 filiales que imitaba el itinerario de todos los puertos que había sobre los ríos Paraná y Paraguay; en los que había habilitado ‘en papeles’ en cada una de sus filiales más de 20 carreras, en un solo día. Lo que a simple vista haciendo un cálculo rápido esa entidad creó 1.600 carreras en un solo día”, rememoró.

Los sábados. A su criterio, la principal corrección en el sistema la deben dar las instituciones con la formalización de sus ofertas académicas. “El estudiante debe saber que una carrera universitaria –por ley– debe durar 2.700 horas como mínimo y en el área de Ciencias de la Salud supera las 4.000 horas, lo que vale decir es que yendo a clases dos o tres veces a la semana no estás cumpliendo con la ley”, resaltó.

Otro aspecto, y que alcanza a las filiales, es que las IES –según enumeró– “deben contar con laboratorios, infraestructura especial, docentes con experiencia, y no alumnos recién recibidos enseñando Medicina o Enfermería”.

“En primer lugar, dar clases solo los sábados es un engaño. Dar clases sin docentes con experiencia es una informalidad, especialmente si se refiere al área de Ciencias de la Salud y las Ingenierías, donde la experiencia es el principal conductor en la formación de las competencias del estudiante. El no contar con laboratorios y la infraestructura necesaria son pautas que deben ser consideradas”, repasó.

Sobre las “multisedes” o “aulas extensivas” que pululan en el país, refirió que ese punto fue tratado en el Cones. “Hoy día debe figurar en el certificado de estudios el lugar donde el estudiante cursó su carrera y la carga horaria que se destinó a ella y dichos mecanismos de seguridad permiten detectar tales situaciones”, aseguró.

Embed

Órgano rector notifica sobre inspección
El Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) inició hoy el proceso de inspección de la Universidad Privada del Guairá (UPG), en torno a la denuncia de la oferta de carreras clausuradas en su filial de Ybycuí.


La medida empieza con la notificación a las autoridades de la UPG como al equipo que tendrá a su cargo realizar la “verificación in situ” de la referida filial, según explicó Myrian Bobadilla, asesora de Comunicación del Cones.


La inspección será realizada por el ingeniero Gerardo Jara Isasi junto a una Comisión de Seguimiento del Cones . En efecto, luego de la intervención a la que fue sometida la UPG en 2016, y que se extendió por nueve meses, el órgano rector conformó dicha comisión que tiene a su cargo verificar el cumplimiento de las sugerencias hechas en el marco del plan de mejoras.


Cerrada. Desde la publicación iniciada por ÚH sobre el desarrollo de las carreras de Ingeniería Agronómica y Veterinaria –canceladas por el Cones hace dos años– en el citado distrito del Departamento de Paraguarí, dicha sede permanece cerrada.
El Ing. Hildegardo González, titular del Cones, indicó que la UPG comunicó a la plenaria del organismo que inició una “intervención interna” con el fin de realizar una “revisión de todas las filiales para el cumplimiento de las resoluciones del Cones y de la propia universidad”, explicó.


De igual modo, la inspección cotejará las denuncias difundidas por este diario.

Dejá tu comentario