Política

Marito vetó plata para operadores políticos y movilizó a diputados

 

El presidente de la República, Mario Abdo, vetó ayer totalmente el proyecto de ley 6426/2019 que prevía una reprogramación presupuestaria de casi G. 2 mil millones para el pago de salario de unos 200 funcionarios de la Cámara de Diputados, a ser financiada con recursos del tesoro.

De esta forma, alrededor de 200 funcionarios contratados por el entonces titular de la Cámara Baja, Miguel Cuevas en enero de este año, quedarán sin percibir sus haberes de noviembre y diciembre, además de sus aguinaldos.

En su argumentación, el Gobierno señala que en primera instancia este proyecto de ley no fue una iniciativa del Poder Ejecutivo y recalca que de acuerdo a las estimaciones y el análisis de los ingresos tributarios, los mismos se encuentran por debajo de las estimaciones realizadas para el ejercicio fiscal de este año, por lo que la programación de los gastos debe realizarse con base en la estimación real de los recursos a ser recabados.

“El Presupuesto General de la Nación para el presente ejercicio fiscal contempla resultados deficitarios, situación que no ha sido revertida”, señala. Aclara que Hacienda se encuentra abocada a la racionalización de los gastos y para el efecto emitió una serie de normas y medidas de racionalización de gastos para el proceso de ejecución del plan financiero de “modo a acortar la brecha del déficit fiscal actual”.

Agrega que el proyecto de reprogramación presentado por Diputados “pretendía rigidizar gastos en servicios personales, los cuales recordamos deben ser contratados de acuerdo con la disponibilidad presupuestaria”. Esta situación movilizó en la tarde de ayer a los diputados.

Apenas culminó la sesión en la Cámara Baja, y al enterarse del veto del Ejecutivo, los diputados Arnaldo Samaniego, titular de la Comisión Bicameral de Presupuesto, Jazmín Narváez, líder de bancada de Añetete y Miguel Cuevas, ex titular de la Cámara Baja acudieron presurosos al Palacio de Gobierno para tratar este punto. No obstante, Samaniego señaló que la reunión con el mandatario giró en torno a la decisión de los diputados de aumentar el tope del déficit fiscal al 2%.

“Tuvimos una reunión de rutina con el presidente. Mañana (hoy) se trata la ley más importante de la República que es el Presupuesto de la Nación para el año que viene. Lo que nos manifestó es que está conforme con la austeridad que fue el pretexto que se bajó en la Cámara de Diputados que se redujo a 1%, que significa mas inversiones en obras, entonces se verá obligado a hacer recortes en gastos corrientes, lo que hace al personal y al funcionamiento de cada una de las instituciones en el presente y en el presupuesto 2020. Quiere que con esta visión de austeridad mañana seamos conscientes de no aumentar los gastos corrientes, respetar lo que se aprobó en la Bicameral de Presupuesto sin que eso signifique pasar los topes de la ley de responsabilidad fiscal”, sostuvo. Añadió que la reducción del 1% implicará que las obras de infraestructura se verían afectadas.

Anoche Mario Abdo al respecto dijo: "Queríamos un mayor margen de inversión para obras. Nos obliga a recortar gastos. Ojalá sean coherentes y sigan con este mismo itinerario de coherencia y presupuesto austero. Vamos a esperar cómo tratan y que no nos aumenten el Presupuesto en gastos corrientes".


La cifra
1.995.245.888 de guaraníes era la propuesta de reprogramación presupuestaria para Diputados que fue vetada.

Dejá tu comentario