Política

Marito arribó ayer de Taiwán y decidió llamarse a silencio

 

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, arribó ayer en horas de la tarde a nuestro país luego de su visita oficial por más de 7 días a Taiwán.

El titular del Ejecutivo, tras ser recibido por los ministros del Interior Juan Ernesto Villamayor, de Defensa Bernardino Soto Estigarribia, y el vicepresidente de la República Hugo Velázquez, prefirió no emitir declaración, pese que previamente se organizó una rueda de prensa para que pueda brindar detalles de su viaje.

Sin embargo, al descender del espigón presidencial, Marito subió raudamente a la camioneta que lo trasladó a Mburuvicha Róga.

“Me extrañaron, ¿verdad?”, expresó el jefe de Estado, en tono de broma a los periodistas apostados en el lugar.

Durante esta visita, los gobiernos de Paraguay y China (Taiwán) acordaron, a través de una declaración conjunta, iniciar una nueva etapa en la relación bilateral, basada en fortalecer la cooperación en el comercio, las inversiones, la infraestructura y educación, haciendo énfasis en desarrollos de ciencia y tecnología a ser implementados durante el quinquenio 2018-2023.

Bochorno. No obstante, la gira presidencial quedó opacada por la denuncia de acoso contra el ex titular de la Dirección de Migraciones por parte de una traductora taiwanesa, quien aseguró que el funcionario le tocó el muslo mientras se desarrollaba un curso de capacitación.

Tras la repercusión de su actuar, el ex titular de Migraciones puso a disposición su cargo y su dimisión fue aceptada. El incidente se suscitó justo en el momento en que el jefe de Estado se encontraba en la isla.

Sin embargo, y para sorpresa de muchos, Vega fue recibido el jueves con carteles y muestras de apoyo por parte de sus familiares y seguidores en el Aeropuerto Silvio Pettirossi, lo que siguió generando el repudio generalizado de la población. Vega se burló de la situación con una fotografía que se hizo viral.

Dejá tu comentario