Arte y Espectáculos

Luis D’Oliveira: “En nuestro país es triste la realidad de los artistas”

Empezó a actuar de la mano de su padre, tuvo un ascenso meteórico y una vida llena de risas. Luis D'Oliveira es uno de los más grandes exponentes del teatro popular nacional.

Bajo las cejas pobladas, sus ojos negros saltones destellan una mirada vivaz. Don Luis D’Oliveira luce el cabello peinado con una raya impecable y un perfume agradable.

Sonriente y amable invita a pasar a su sala de estar y comienza la charla, bajo la atenta supervisión de Inés Aurora, su pequeña hija de 8 años. “Ella es mi hija. Sí, yo soy guapo hina”, bromea. Poco animoso comenta sobre el clima para romper el hielo, y sobre sus inicios refiere: “Empecé en el 1965, haciendo teatro para niños con Mercedes Jané. Fue mi primera y gran maestra de teatro. Con ella debuté en Canal 9. Hicimos el primer teleteatro nacional en vivo. Tenía tan solo 17 años”.

En el libro Vidas, recuerdos e inolvidables voces del teatro popular paraguayo, Mercedes Jané se refiere al actor: “No necesité gran esfuerzo ni sabiduría para aflojar todo el arte contenido, que era una mezcla de picardía, gracia, bondad, espíritu y sacrificio, que constituía su potencial artístico”.

Inicio y debut en televisión, se le abrieron muchísimas puertas y no desaprovechó ninguna. Confiesa que lo vivió a pleno y una de las épocas que más disfrutó fue durante el estreno de Plata Yvyguy Rekávo, una de las comedias más aplaudidas. En los años 80 se divirtió haciendo Olitte Risa Show con su dupla José Olitte. “Nos entendíamos con la mirada, éramos un dúo maravilloso”, expresa. Luego, al lado de los compadres, hizo reír a toda una nación con el recordado show Me cargo de risa, emitido por Telefuturo.

INTERPRETACIONES. Más de 50 años de trayectoria lo llevaron por caminos intensos. Se nutrió de los grandes actores de época y se puso en la piel de cada papel. Admite que sus personajes favoritos fueron Maricón Koygua en el teatro, “En plena dictadura me animé al desafío. Me encantó hacerlo, pues siempre fui muy seguro de mí mismo y mi masculinidad jamás fue frágil. Fue un rotundo éxito”, recuerda. También destaca a Cantinflas en la televisión, con quien guardaba un extraordinario parecido. “De él siempre admiré que dentro de esas peroratas que decía, había mucha crítica social”.

Pero no solo con el humor se llevó bien, también fue un excelente actor dramático. “Hice cosas serias, el que me descubrió como actor dramático fue Tito Chamorro, me llevó a hacer el protagónico de Kalaito Pombero. Me gustó la experiencia. Interpreté también al viejo de Yo el Supremo, bastante difícil, pero el público nos aplaudió de pie”, señala.

RETIRO. Luego de tantos años al servicio del arte, don Luis aspiraba a llevar una jubilación tranquila y despreocupada, pero advirtió contrariado que la vida del artista retirado no es de color de rosas. Ante la pregunta de a qué dedica su tiempo actualmente, el actor señala que además de descansar no hace nada. “Estoy sin trabajo”, se le escapa involuntariamente, deteniendo su relato bruscamente, indeciso por un instante, y luego prosiguiendo. ”Podés poner que estoy sin trabajo, no es fácil”, enfatiza.

Su expresión se vuelve sombría por un instante, se repone y exclama. “En los canales, con los informativos completan los cinco programas nacionales reglamentarios y después ya no quieren saber nada de otros proyectos. Todo produce una sola persona”.

Impotente ante el curso que fueron tomando los acontecimientos, comenta que tocó las puertas del Congreso Nacional para solicitar la pensión graciable, sin éxito. “Recibí muchas promesas. A otros artistas les dieron hasta G. 5 millones. Si a mí por lo menos me dieran 3 ya podría susbistir, pero me ignoran”, se lamenta y para terminar sentencia: “Yo espero que la nueva camada de artistas tengan más suerte porque no hay recursos. En nuestro país es triste la realidad de los artistas”.


Empezó a actuar de la mano de su padre, tuvo un ascenso meteórico y una vida llena de risas. Luis D’Oliveira es uno de los más grandes exponentes del teatro popular nacional.

Ficha del artista
Nombre: Luis D’Oliveira Lambiase.
Fecha de nacimiento: 19 de agosto de 1949.
Trayectoria: 53 años en el mundo del arte.
Inspiraciones
Entre sus referentes cita a Mario Moreno, Charles Chaplin, Jerry Lewis y Luis Sandrini.
Inicios y anhelo
En su primera obra interpretó a Pinocho, pero su gran puntapié fue el teleteatro infantil emitido en vivo. Una de sus metas es formar parte de una película.
Programas de tevé
–Olitte Risa Show
–Me cargo de risa
–Comisaría 13

Dejá tu comentario