Sucesos

Los padres esperan justicia en presunta negligencia médica

Por Elias Cabral

CURUGUATY

La vida de un niño alegre de apenas 4 años edad terminó drásticamente en un sanatorio privado de San Lorenzo el 13 de junio del año 2016. Sus padres, Ramón Benítez Larroza y Gloria María Cabral de Benítez, oriundos de la ciudad de Curuguaty, hasta el momento no encuentran consuelo y aun esperan justicia, ya que habían denunciado el caso como una negligencia médica.

Luego de una intervención quirúrgica por amigdaletomía y adenoidectomía, que estuvo a cargo del doctor Miguel Ángel Cabarcos Vieyto, en el sanatorio Santo Domingo, de San Lorenzo el 10 de junio de 2016, Alexander falleció tres días después, tras ser derivado a otro sanatorio por múltiples complicaciones.

Su padre, Ramón Benítez Larroza contó que su hijo tuvo seis paros cardiacos en la noche anterior al dìa de su muerte. Lo que hasta la fecha no pueden entender los familiares de Alexander, es como estando en buenas condiciones, con todos los signos vitales intactas, pudo haber perdido la vida.

El desenlace fue denunciado ante el Ministerio Público, al considerar que hubo una negligencia médica teniendo en cuenta que el profesional médico no realizó los análisis y cuidados correspondientes, necesarios antes de una cirugía, para evitar las complicaciones posteriores según dijeron.

Las investigaciones se iniciaron con el fiscal Cristhian Ortiz, quién allano los sanatorios Santo Domingo y San Sebastián en busca de evidencias, pero fue la fiscal Dora Nolh que en fecha 24 de julio del año 2017 imputó a Miguel Ángel Cabarcos, de nacionalidad uruguaya, por homicidio culposo.

Pero en base a recursos, los abogados del galeno lograron evitar el juicio oral y actualmente, el caso está en la Corte Suprema de Justicia.

Dejá tu comentario