Política

Los invasores de tierras de Itaipú gozan de impunidad en la Justicia

Las invasiones a las áreas protegidas de la binacional, varias realizadas por sojeros brasileños, tienen como máxima condena donar plantines o impresoras y computadoras para los Juzgados.

En la respuesta de Itaipú al Congreso sobre las acciones legales contra particulares y empresas que ocupan o utilizan de forma irregular la franja de bosques de protección, la binacional reconoce esto como un grave problema para sus áreas protegidas y detalla los casos de denuncias realizadas que terminaron en blanqueo a través de donaciones de plantines, hasta impresoras y computadoras para el Juzgado a cargo.

“Actualmente, se cuentan con diversas causas, cada una en sus diferentes estados procesales (pendientes de imputación, suspensión condicional a prueba, procedimiento abreviado, con acusación, con imputación, causas con rebeldía, con criterio de oportunidad y con sobreseimiento provisional). Algunas causas cuentan con sobreseimiento definitivo y entre las cuales, varias a consecuencia del cumplimiento de las reglas impuestas por los Juzgados”, detalla el informe de Itaipú al Senado.

CASOS. El informe da como ejemplo varios de los casos publicados por la investigación de ÚH, uno de ellos es sobre la causa abierta en el 2010 contra los brasileños Clementino y Neuri Richziki, quienes en el 2009 fueron imputados por deforestar y ocupar 40 hectáreas de áreas protegidas, y un año después invadieron otras 10 hectáreas.

Aún así, obtuvieron la suspensión a prueba de la ejecución de la condena, que consistió en la donación de 10.000 plantines para las 10 hectáreas deforestadas. “Y más la multa consistente en equipos informáticos con 2 impresoras de la marca brother y 1 computadora para la Secretaria del Tribunal de Sentencia”, detalla el informe de Itaipú, que indica que la causa fue extinguida el año pasado.

Otro de los casos es el de los brasileños Renivo e Ireneo De Mari, cuya causa se inició en el 2009 por deforestar unas 100 hectáreas en la zona de Pikyry, Santa Fe del Paraná, para agricultura y ganadería, y fueron beneficiados con criterios de oportunidad con el compromiso de reforestar y guardar buena conducta.

Efectivamente, el informe de Itaipú dice que en el 2014 obtuvieron la extinción de la causa y el sobreseimiento definitivo tras donar 7.000 plantines.

También señalan el caso del brasileño Ricieri Thieme quien en agosto del 2011 fue sorprendido con ocho hornos en la zona de la Reserva Karapã que utilizaba para convertir en carbón árboles nativos de la reserva.

El mismo fue beneficiado por el juez Samuel Silvero con la suspensión condicional del proceso a cambio de reforestar el área degradada y donar alimentos no perecederos por G. 150.000 mensuales a una guardería de la zona. El informe de Itaipú dice que la causa fue extinguida en el 2014 por el Juzgado.

La lista de casos citados por el informe sigue con las acciones realizadas ante Juzgados Civiles y Comerciales contra invasores como Arilio Posenti (24 ha), Arlindo Rodríguez (23 ha), Ilario Posenti en el 2005 (41 ha), Mary Stella Quiñonez (60 ha), Lidio Ojeda (35 ha), Leocardio Benítez (27 ha), Anoir Frizon (18 ha), Argemiro Schriber (18 ha), entre otros.

“Asimismo, y a modo de referencia, las parcelas o porciones de tierra que se habrían recuperado durante los años 2008-2013, se intentó ocupar nuevamente ya por medio de personas distintas a las condenadas en juicio”, finaliza el informe de Itaipú remitido a la Cámara Alta.


Los Narcosojales de Itaipú: negociado y destierro binacional (LXVI)

Dejá tu comentario