Economía

Los aduaneros recomendados por el senador ostentan muy buen pasar

Luis Roberto Pereira Recalde y Miguel Medina Prieto no tienen estudios universitarios y ocupan cargos de jefes de División. El primero ya fue investigado años atrás por enriquecimiento ilícito.

La denuncia realizada por el director de Aduanas, Julio Fernández, en contra del senador colorado Martín Arévalo, por supuesto tráfico de influencias, va arrojando datos llamativos que hasta podrían dar lugar a la apertura de otras investigaciones como posibles enriquecimientos ilícitos.

Fernández expuso en su denuncia con captura de pantalla que revelan mensajes de Arévalo, “abogando” por el nombramiento de los funcionarios Luis Pereira Recalde y Miguel Ángel Medina en cargos de administradores.

Ambos aduaneros, sin estudios universitarios, según consta en la planilla de la DNA, ocupan actualmente cargos de jefes de División y la “gestión” del parlamentario apuntó a que sean ascendidos.

Tras la presentación de la denuncia, los fiscales Diego Arzamendia y Jorge Arce, de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción, encabezaron allanamientos de las viviendas de los nombrados funcionarios.

Lo que a primera vista impactó en el caso de Pereira Recalde es la lujosa vivienda que posee, como también una camioneta de alta gama. De acuerdo con la planilla de Aduanas, actualmente tiene un salario de G. 9.300.000. Asimismo, el fiscal Arzamendia confirmó que ya fue objeto de investigación anteriormente por enriquecimiento ilícito. No se sabe en qué habría terminado la investigación pasada, pero la Contraloría podría abrir otro expediente, según indicó.

En las dos residencias allanadas en el barrio Obrero de Asunción se encontraron afiches políticos, remeras y algunas calcomanías, que dan a entender que estas personas estarían operando dentro de un partido político, explicó Arzamendia. Sin embargo, indicó que no fueron incautadas como evidencias.

DECLARACIÓN. De acuerdo con averiguaciones realizadas, la última declaración jurada que realizó este funcionario y que consta en archivos de la Contraloría General de la República fue el 20 de noviembre de 2014. Declaró que tenía activos por 365 millones de guaraníes, un pasivo de G. 30.500.000 guaraníes y un patrimonio neto de 334.500.000.

En cuanto al detalle, dice que tenía en ese entonces un activo de G. 80 millones depositados en la Cooperativa Coperad LTDA.

También una camioneta Kia Sorento del año 2012 y adquirida en el 2013, por un valor de G. 200 millones.

A esto agrega muebles por valor de cinco millones de guaraníes.

Tanto la vivienda allanada como la camioneta encontrada en el lugar, señalan que están muy por encima de las posibilidades de adquisición con el sueldo y las bonificaciones que percibe el funcionario. Y se desconoce si otros bienes no fueron declarados.


Medina es presentado como “un buen señor”
El funcionario Miguel Ángel Medina no tiene una vivienda muy ostentosa, pero es de buen pasar según observaron durante el allanamiento.
El senador Martín Arévalo pidió que lo nombren como administrador de aduana de Algesa, de Ciudad del Este, “porque es muy buen señor”.
Medina es también jefe de División, no tiene estudios universitarios y percibe G. 9.300.000 más bonificaciones.
Este “buen señor” –al decir de su padrino político–, en su declaración jurada de bienes de noviembre del 2014, dice que tiene un pasivo cero y un patrimonio neto de un total de 378 millones de guaraníes.

Dejá tu comentario