País

Limpiadores y asegurados del IPS afectados por malograda licitación

 

Tire y afloje. En medio del anuncio de la empresa Potî SA que se retirará de los hospitales del Instituto de Previsión Social (IPS), los asegurados y los limpiadores son los más afectados por la crisis que se genera en el marco de la licitación de la tercerización de los servicios de limpieza en terapias, salas de internados, quirófanos y otros servicios del área metropolitana y Central.

En medio de denuncias sobre supuestos negociados, finalmente el Instituto de Previsión Social declaró desierto solo los lotes N°1, N°2, N°3, N°8 y N°9 correspondientes a instituciones administrativas y hospitales de Central del llamado 171-21 de Contratación de Servicios de Limpieza e Higienización para las distintas dependencias del IPS.

El argumento es “que ninguna de las ofertas reúne las condiciones exigidas en las bases de la licitación…”, conforme a los establecido en la Ley N° 2051/03 de Contrataciones Públicas, según la resolución N° 025-032/2022 del Consejo de Administración del pasado 4 de mayo remitida a ÚH por el Departamento de Comunicación Social y Prensa de la previsional.

Los lotes correspondientes al interior fueron adjudicados a la empresa Cevima por G. 50.367.502.284 con un contrato de seis meses, según la resolución. Los lotes N°4, N°5, N°6, N°7 y N°10 que corresponden a hospitales del interior como Pilar, Guairá, Puerto Casado, Concepción, San Pedro y otros.

SIN CONTRATO. Potî SA, de Alberto Palumbo, se presentó a la convocatoria, pero no fue adjudicada en los lotes de Central por los cuales ofertó nuevamente sus servicios. Potî desde hace años es la principal empresa tercerizada encargada de la limpieza en IPS.

El contrato de Potî SA con el IPS venció en enero de este año, pero debido a los atrasos en la licitación el periodo se extendió sin contrato para cubrir el servicio. “Trabajamos sin contrato a pedido de ellos”, dijo Palumbo.

Ahora, con la declaración de desierta en la licitación a las que postuló, Alberto Palumbo, representante legal de Potî SA, dijo a ÚH que teniendo en cuenta que su contrato venció en enero de este año y que el IPS les debe por los servicios prestados por cinco meses, analizan retirar a sus trabajadores de los hospitales.

“Tenemos un compromiso moral, hasta con los asegurados. Estamos hablando de vidas humanas. Imagínese que terapia intensiva se quedé sin servicio de un día a otro. ¿Qué pasa si nos retiramos mañana? Imagínese si decimos, ah no, no tengo más compromiso porque no renovaron, porque no me pagan. Voy a ser yo el malo de la película. Estiraremos unos días más. Sin contrato también es un pecado”.

El representante de Potî espera que la deuda se regularice, atendiendo los gastos diarios que realizan para la provisión de los elementos de limpieza. El empresario aseveró que ya regularizó el pago del salario, que fue confirmado por el denunciante.

OTRO LLAMADO. El Consejo de Administración del IPS decidió hacer otro llamado para los lotes declarados desiertos en la modalidad de contratación por la vía de la excepción para un periodo de 6 meses, según la Resolución.

ÚH intentó comunicarse con el presidente del IPS, Dr. Vicente Bataglia, pero derivó la consulta con Aníbal Emery, encargado del Departamento de Prensa, que remitió unas breves líneas a ÚH a través de WhatsApp.

“Existe la deuda y se va a honrar ni bien el Consejo apruebe el pago. La empresa no comunicó ningún cese de sus servicios oficialmente y si lo hicieran, tenemos garantizada la limpieza ya que la licitación así lo prevé”, escribió.

Ningún vocero de la institución accede a las entrevistas con ÚH, pese a las insistencias del medio y solo remiten comunicados breves.


La previsional concretó la adjudicación solo para las dependencias del interior y declaró desiertos los lotes de Central. Potî analiza retirarse de los hospitales porque opera sin contrato y le adeudan 5 meses.

50.367
millones de guaraníes es el monto del contrato que se pagará por el servicio de limpieza a la empresa Cevima.

150
días es el tiempo de atraso de la deuda que mantiene el IPS con la empresa Potî SA, según la denuncia.

180
días es el tiempo previsto del nuevo contrato firmado por Cevima para la tercerización del servicio en el interior.

Dejá tu comentario