Política

Liberal está decepcionado de integrar Cámara de Diputados

 

El diputado liberal Édgar Acosta, uno de los diez legisladores que votaron en contra del retiro de la acusación en contra del ministro de la Corte Suprema de Justicia César Garay Zuccolillo, en el marco del juicio político, lamentó que no importen las razones cuando existe pacto político.

Dijo esto ante lo resuelto por el pleno de la Cámara de retirar el enjuiciamiento y el hecho de que hayan sido sus propios correligionarios quienes presentaron la iniciativa.

“No importan las razones cuando hay pacto político. Cuánta impotencia”, expresó el parlamentario.

Manifestó que este tipo de situaciones hacen difícil luchar contra la corriente, que se considera normal en este ambiente, ya que “en la política vale todo”.

Indicó que son decepcionantes las decisiones asumidas por sus pares y que por ello se pregunta si vale la pena seguir. “Es la pregunta que uno se hace después de tanta lucha sin los resultados deseados”, remarcó.

Acosta cuestionó que la Cámara de Diputados haya asumido los costos de retirar la acusación cuando ya estaba en el campo de la Cámara de Senadores. “Por qué tenemos que asumir el costo de retirar algo que era válido. El patriotismo de algunos llamó la atención. Si es tan inocente (por Garay), por qué el Senado no trata. Es muy lamentable lo que se hizo”, aseveró.

Indicó que los diputados se volvieron jueces, cuando ese es el rol de los senadores, y que la excusa de que se aprobó en el periodo anterior no es válida, porque las decisiones asumidas quedan.

El dirigente liberal añadió que una cosa es acordar un pacto político para elegir líderes de bancadas o para miembros de la mesa directiva, pero “cómo los números van a estar por encima del interés general”, se preguntó.

Reconoció que crea una impotencia el hecho de que sus colegas ni siquiera presentan argumentos cuando hay acuerdos políticos.

Señaló que particularmente siempre se preocupa en hacer lo correcto, que es para lo que le eligió la ciudadanía, como es el de castigar a los que hicieron las cosas mal, pero una mayoría coyuntural no lo permite.

otros casos. Recordó que situaciones similares ya se dieron el año pasado cuando se pretendió enjuiciar políticamente a los ministros del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE). Asimismo, un acuerdo entre liberales y colorados evitó que varias municipalidades fuesen intervenidas, a pesar de que existían las causales para el efecto.

Dejá tu comentario