Economía

La buena calidad del producto permitió concretar los envíos

 

La búsqueda constante de calidad tuvo sus frutos para este emprendedor, quien logró comercializar su producto mediante la Asociación de Productores de Moringa del Paraguay, mientras buscaba aumentar su producción para cumplir su objetivo principal de exportar. Pero antes de cumplir este sueño, el emprendedor decidió crear su propia línea de productos. “En 2012, decidimos sacar una línea de productos mediante el fraccionamiento de las hojas secas y los saquitos de té, con las infusiones de moringa, que hasta hoy la empresa sigue comercializando. Fuimos los pioneros y tuvimos la provisión exclusiva en aquellos tiempos”, cuenta orgulloso.

Pero el camino no estuvo libre de piedras, pues en el 2013 la producción de moringa perdió fuerza por varios factores externos, lo que hizo que el interés menguara.

La unidad familiar y la labor continua dieron sus frutos, pues superaron los tiempos difíciles mediante una alianza estratégica concretada en 2014 y que mantienen hasta ahora, lo que les permitió exportar a Europa 35.000 kilos de moringa, en forma de hojas secas y en polvo. El hecho de contar con finca propia, la inocuidad y la visibilidad ayudaron a concretar el negocio.


Marca propia
Una vez cumplido el objetivo de exportar, los Santacruz se pusieron otra meta en su proyecto familiar, ya cumplidos los 10 años de producción: Instalar una planta procesadora de moringa. Así fue que a mediados del año pasado nació la marca Tekove Green, mediante el concurso FDM2, que buscaba no solo exportar el producto, sino también la marca elaborada en Paraguay para el mundo. La producción se divide en la recepción de la materia prima, deshoje, secado, depósito, área de fraccionamiento y distribución.

Dejá tu comentario