Economía

La ARP pide que la Conacom aclare dudas sobre precios

 

Después de más de un año, la Comisión Nacional de la Competencia (Conacom) aún no determina si existe distorsión de los precios en la cadena de la carne, un estudio que solicitó la Asociación Rural del Paraguay (ARP). Los ganaderos critican que los frigoríficos cada vez pagan menos por los animales, mientras que la cotización en el mercado internacional mejora.

El vicepresidente de la ARP, Manuel Riera, explicó que el precio del novillo cayó a USD 2 por kilogramo al gancho, mientras que al cierre de abril la carne que se obtuvo de los bovinos se vendió en promedio a USD 4,4 por kilogramo.

Esta brecha no convence a los productores que observan que la balanza de ganancias se inclina solo hacia la industria. Esta duda los llevó a pedir entre fines de 2018 y principios del 2019 un análisis para determinar si hay una especulación en los precios y, en caso de confirmarlo, sancionar a los responsables.

“Nosotros esperamos que la Conacom nos diga si hay o no hay precios predatorios, concentración o posición dominante con prácticas abusivas. Si esto es así, la Conacom tiene que corregir; si esto no es así, el precio es correcto y nosotros tenemos que callarnos”, señaló con relación a la Ley 4956 de la Defensa de la Competencia.

Esta situación también tuvo eco en el Congreso, donde el senador Fidel Zavala y el diputado Colym Soroka, entre otros legisladores, pidieron informes al respecto.

En cuanto al debate de los precios que recibe el consumidor final, Riera no discute la participación de los comercios, debido a que estos puntos de venta se abastecen de varios tipos de proveedores, no solo de los frigoríficos de exportación.

En cambio, Pedro Galli, otro dirigente de la ARP, sí se refirió a estos precios y critica que los cortes finos debían estar todavía más accesibles para la ciudadanía.

Ambos ganaderos, candidatos a la presidencia de la ARP, negaron que la discusión se trate de una campaña con miras a las elecciones, como había referido el empresario Luis Pettengill.

“El debate no se abre porque estamos en campaña, el debate se abre porque el precio bajó a USD 2 y con ese precio los ganaderos no pagan los costos”, insistió Riera.

En tanto que Galli opinó que “no se puede tapar el sol con un dedo”, atendiendo que estas dudas se vienen planteando hace por lo menos un año.

EXPLICACIONES. La Mesa de la Carne Sostenible argumenta que la caída del consumo de la carne y la sequía hacen que exista una sobreoferta de animales, situación que empeora con la llegada del invierno, debido a que los establecimientos no llegaron a juntar suficiente alimento debido a la destrucción de los pastos por falta de lluvia.

En cuanto al mercado internacional, alega que hay una demanda estacional y oferta de otros competidores en el mismo mercado, además de los efectos del Covid-19, que significaron una disminución de la demanda de carne.

La mesa está conformada por 24 miembros de la cadena de la carne, entre ellos supermercados y la Cámara Paraguaya de la Carne, que a su vez aglomera a los frigoríficos de exportación que protagonizan la disputa con el sector productivo.

Dejá tu comentario