Economía

La ANR esquiva su responsabilidad en la deuda histórica de Itaipú

El titular de la ANR, Pedro Alliana, afirmó que no se puede acusar al partido de la mala gestión de algunos en Itaipú. La liberal Celeste Amarilla dijo que los colorados no atajaron la deuda espuria.

Congresistas colorados y de la oposición se enfrentaron en torno a la deuda de la binacional, donde los primeros defendieron su gestión al frente de Itaipú y representantes de las bancadas liberales e independientes atacaron las políticas de las distintas administraciones de la Asociación Nacional Republicana (ANR) en perjuicio del país.

Este intenso debate se dio ayer durante la reunión de la Comisión Nacional para el estudio y acompañamiento de las negociaciones de la revisión del Anexo C de Itaipú, que contó con la participación del contralor Camilo Benítez y la fiscala general Sandra Quiñónez, donde se abordó la polémica deuda ilegal de USD 4.193 millones, generada entre 1985 y 1997.

Los colorados se defendieron de los ataques de la oposición, quienes sostuvieron que la deuda espuria fue una consecuencia de las malas administraciones coloradas que no accionaron al respecto para corregir las balanzas de la binacional.

El presidente de la ANR, Pedro Alliana, manifestó que no se puede responsabilizar a su partido ante la mala gestión de algunos de sus miembros y aclaró que el Partido Colorado está en contra de la deuda espuria generada en Itaipú.

Alliana, también titular de la Cámara Baja, mostró ciertos cuestionamientos acerca de la auditoría de la Contraloría, especificando que algunos de los documentos analizados no serían oficiales, sino que serían textos remitidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Indicó, además, que si la documentación fuera real, se debería conocer a los responsables de la gestación de la deuda para realizar el reclamo correspondiente al Brasil.

Asimismo, Alliana criticó a la oposición por responsabilizar a su partido como el responsable del gran perjuicio causado al Paraguay.

Otros senadores colorados también argumentaron que gracias al gobierno de Nicanor Duarte Frutos no se consideró el factor de ajuste para el cálculo de la deuda de Itaipú, cuestión que hubiera generado millones en perjuicios a la binacional.

Por su parte, la diputada Celeste Amarilla (PLRA) sostuvo que la deuda espuria causó, desde 1986, que se les recargue a los consumidores paraguayos parte del costo de la deuda en la factura de la luz. En ese sentido, insistió que la deuda espuria significó el enriquecimiento de sectores colorados y que también se paguen la coima, las mansiones de los barones de Itaipú, las camionetas y se financie las campañas electorales de los gobiernos colorados.

Asimismo, la diputada liberal señaló que si la oposición -liderada por Fernando Lugo- no hubiera ganado las presidenciales en 2008, “nunca nos hubiéramos enterado de la deuda de Itaipú”, e insistió que los colorados deberían pagar el perjuicio de más de USD 4.000 millones.

Varios congresistas también felicitaron el trabajo del contralor y esperan resultados por parte del Ministerio Público, quien debe definir si la causa está o no prescrita.

4.193 millones de dólares es la deuda ilegal que se generó en Itaipú entre 1985 y 1997, debido al bajo costo de la tarifa.


Según Kencho, se evitaron mayores perjuicios
El senador Miguel Kencho Rodríguez, quien fuera presidente de la ANDE en 1997, año en que se refinanció la deuda ilegal de Itaipú, reconoció durante la sesión de ayer en el Congreso Nacional que fueron conscientes de la situación e incluso sostuvo que lograron una salida exitosa, ya que se evitaron mayores compromisos y perjuicios a la binacional.
El representante aseguró que la deuda de más de USD 4.000 millones, que se generó entre 1985 y 1997, se renegoció en 1997 y esto significó que ese compromiso se pagara totalmente en el 2001.
Rodríguez descalificó el informe de la Contraloría sobre Itaipú afirmando que es un “copy-paste” de las investigaciones iniciadas por el ex contralor Octavio Airaldi, en la era de Fernando Lugo.


Dejá tu comentario