Política

Kattya y Esmérita tuvieron un round aparte por los escraches ciudadanos

 

En momentos en que se estaban despidiendo unos visitantes de la sala de sesiones, la diputada liberal Esmérita Sánchez a los gritos le reclamó a su colega Kattya González sobre un escrache que sufrió en un restaurante unos días atrás, por haber votado por el retiro del juicio político al ministro de la Corte Suprema de Justicia, César Garay Zuccolillo.

González no esperó para responder y el round continuó una vez que inició la sesión ordinaria.

Sánchez manifestó que en la Cámara están cansados de su colega y aunque nadie se anima a decirlo ella lo iba a hacer.

Acusó a González de estar detrás de los escraches y que justamente Esther Roa, una de las principales promotoras de los escraches ciudadanos, estuvo esa mañana por la oficina de su colega.

“Hoy salí de mis cabales, porque esta señora (por Kattya) lo único que hace es atacarle todos los días a los demás y no tiene autoridad moral”, remarcó.

Sostuvo que González se cree la dueña de la verdad y “ñande kueraipáma (ya estamos cansados) de la forma que nos trata”, aseveró.

Posteriormente, dijo que Roa es una estafadora y que incluso tuvo una denuncia y orden de prisión en su momento.

A su turno, Kattya manifestó que no le van a cambiar su manera de hacer política y que ella no es mejor o peor que sus colegas “pero sí diferente”.

Mencionó que sus colegas mucho aún van a sufrir, porque tiene una línea de conducta a seguir y que no le harán cambiar con amenazas.

“Yo no manejo la ciudadanía; ¿qué poder tengo yo para dirigir al grupo de personas que, para algunos, de manera acertada y para otros desacertada, está abordando en los distintos puntos del país como una forma de expresar el hartazgo?”, puntualizó González.

Pidió a sus colegas a que si tienen algo en su contra, hagan las denuncias correspondientes en la Fiscalía.

Dejá tu comentario