Interior

Junta de Franco avala endeudar al Municipio para pagar salarios

 

La Junta Municipal, por mayoría, resolvió autorizar al intendente liberal Roque Godoy endeudar a la Municipalidad por G. 2.000 millones para pagar dietas a concejales y salarios de funcionarios. Opositores señalan que ni siquiera hubo un mensaje del intendente para explicar en qué será gastado el dinero, mientras que Godoy anuncia que despedirá a 100 funcionarios como medida administrativa.

La autorización para el préstamo fue planteada por Lucio Vera, presidente de la Junta Municipal, que fue aprobada por mayoría. El intendente afirmó que hay escasez de recaudación, por lo que se está pagando con atraso de un mes a los funcionarios y 4 meses la dieta de los concejales.

El concejal colorado Hugo Mendoza, quien desde hace un tiempo viene denunciando irregularidades, señaló que los ediles autorizaron el préstamo sin un estudio de factibilidad, por lo que no se sabía cómo se iba a hacer el próximo año para pagar la deuda. “Cuáles son los planes de contingencia que tienen los directores de administración y finanzas, los asesores externos que le cuestan casi 1.000 millones de guaraníes al año al Municipio y no fueron capaces de presentar un proyecto de ordenanza tributaria el 30 de agosto feneció, tampoco presentaron el proyecto de ordenanza del presupuesto 2023, por lo que el año que viene vamos a tener que recurrir nuevamente a una sanción ficta del presupuesto del 2022”, afirmó.

Esta vez se aprobó la autorización para buscar el préstamo entre 2.000 a 2.500 millones de guaraníes, que generaría además un promedio de G. 650 millones en intereses, que representa una obligación de más de G. 262 millones al mes para la administración municipal. Por otro lado, afirmó que se desconoce cuáles son los planes de contingencia. Mendoza ya había cuestionado el uso de más de G. 1.300 millones en combustible el año pasado, que se redujo este año a G. 900 millones, pero se amplió en unos G. 300 millones este año, igualando nuevamente al del año pasado.

El intendente municipal señaló en una entrevista colectiva que la Municipalidad prevé la desvinculación de unos 100 funcionarios contratados por la anterior administración, a cargo de la abogada Julia Ferreira, que está afectando a la administración. En consecuencia, tomaron la decisión de apretar en recaudación y reducir el personal, según su versión. No obstante, aclaró que el préstamo a ser adquirido sería para el pago al personal y los concejales.

Refirió que había dejado 391 funcionarios cuando renunció para volver a candidatarse y cuando volvió encontró a 496 funcionarios. Hasta la fecha fueron desvinculados unos 30 funcionarios, como parte de una reducción.

Dejá tu comentario