Sucesos

Juez dice que la Fiscalía no ordenó la detención de RGD con imputación

La fiscala Natalia Cacavelos podría haber ordenado la detención de Ramón González Daher con su imputación, pero no lo hizo, por lo que ahora su reclusión se debe resolver en una audiencia.

El juez Penal de Garantías Gustavo Amarilla explicó ayer que la Fiscalía no ordenó la detención del prestamista luqueño Ramón González Daher en la nueva causa que es investigado por la supuesta comisión de los hechos punibles de robo de cheques de un juzgado, que eran parte de la evidencia en su contra, y de extorsión con ellos.

El magistrado admitió el pasado lunes la imputación formulada por la agente fiscal Natalia Cacavelos por los hechos de quebrantamiento del depósito, en calidad de instigador, y extorsión, en calidad de autor y fijó la audiencia de imposición de medidas al encausado para el próximo jueves 13 de enero, a las 08:30.

Esto, teniendo en cuenta que la representante del Ministerio Público no ordenó la detención del procesado en su escrito de imputación, sino que solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, que debe ser resuelta en la audiencia. Mientras tanto, Ramón González Daher sigue en libertad, siendo investigado por la Fiscalía en una nueva causa por haber obtenido cheques sustraídos del depósito de evidencias del Juzgado de Delitos Económico del juez Humberto Otazú, que luego los utilizó para apretar a su víctima con el mismo esquema por el cuál fue condenado.

Pese a que los investigadores del Ministerio Público cuentan con temor por el dominio y poder que sigue manteniendo Ramón en el sistema judicial, a la fiscala Cacavelos le pasó por alto el pedido detención del encausado.

El poderío del clan González Daher se centró y fortaleció en base al dominio que tuvieron en fiscales y jueces para que actúen a su beneficio como gestión de cobranza.

Esto se había logrado con la fuerza política del difunto senador colorado Óscar González Daher, quien a su vez era titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), desde donde apretaba a jueces y fiscales.

Durante el juicio oral que condenó a RGD a 15 años de prisión por usura, lavado de dinero y declaración falsa, quedó comprobado que la utilización del sistema judicial a beneficio del clan fue clave para la obtención de los resultados.

En esta nueva causa, Ramón está sospechado de orquestar la sustracción de un lote de 380 cheques. El hurto se habría registrado entre el 8 de febrero del 2021 y julio pasado, siendo reportada la desaparición de las evidencias a inicios de su juicio. Tres de esos cheques, fueron dados por Ramón González Daher al empresario Alberto Antebi, en el domicilio del primero, ubicado en Luque, lo que demuestra que las hojas de cheques hurtadas del juzgado fueron a parar nuevamente en poder del ex dirigente deportivo, quien los utilizaba otra vez en su mismo esquema de apriete y doble cobro.

Dejá tu comentario